LA VOZ LIBRE

El arte de la tauromaquia

J. Niko Ferrando
2010-08-30 14:58:27

La tauromaquia es la primera de las artes reconocidas como tal por los españoles y es una de nuestras señas de identidad más longevas, populares y persistentes que generan cuantiosas divisas en nuestra economía de forma directa e indirecta. Los toros han influenciado a artistas de renombre como Goya, Hemingway, Picasso u Ortega y Gasset. Afirmó sin ningún reparo y complejo este último gran filosofo español que “no puede entenderse la historia de España sin los toros”. El toreo es la única disciplina artística en la que el torero -el artista- es capaz de entregar su vida en el escenario -la plaza-, es por ello por lo que es preocupante que el Parlament de Cataluña haya prohibido las corridas de toros generando un debate vacío de contenido ecologista y marcadamente populista y antiespañol que ha trascendido nuestras fronteras.

Es evidente que la tauromaquia no puede ser objeto de sonoras burlas, burdas descalificaciones que se acercan a la calumnia y es inadmisible que se establezca un soez paralelismo entre este arte y los vulgares cotilleos que inundan la actual parrilla televisiva o las raíces del nacionalismo catalán. Aquellos que alientan esta demagógica comparación se descalifican por fomentar una confrontación que carece de rigor histórico, cultural y jurídico. En España hemos tendido en los últimos tiempos a banalizarlo todo y hoy le ha tocado, debido a la delicada situación política y parlamentaria del gobierno socialista, a la fiesta nacional española ser el punto de mira de una minoría residual que dice alto y claro que hace lo que hace para separarse de esta nación, la más antigua de Europa. O peor aún, asistimos a una tromba de falaces argumentos jurídicos en torno a los derechos de los animales, dándoles a estos últimos una entidad legal que no se corresponde con la realidad ni con nuestra legislación vigente.

Los animales son objetos de derecho en nuestro ordenamiento y en todos los países civilizados. No se les puede tratar como a sujetos de derecho por más compañía que nos hagan o afinidad que tengamos con ellos. No se puede desmerecer el incansable trabajo de numerosas asociaciones protectoras de animales o ecologistas porque hacen un estupendo y necesario trabajo en la sociedad que vivimos, pero no se puede elevar la categoría jurídica de los animales equiparándola con el ser humano. Ni los romanos, los más grandes y eminentes juristas que sentaron las bases del derecho actual, se atrevieron a mencionar tal osadía.

Los promotores de la prohibición taurina en Cataluña están en su derecho de afirmar que han obtenido una victoria democrática en toda regla. Y tienen razón. Sin embargo, nuestra actual democracia no establece que una decisión de un parlamento regional sea inapelable o revisada en otra instancia superior. El Tribunal Constitucional es, según la Constitución española, el máximo intérprete de la misma y a él se puede acudir cuando se vulneran derechos, principios o preceptos constitucionales. La comunidad taurina cree que se está violando flagrantemente el artículo 139 de la carta magna que establece que: “Todos los españoles tienen los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio del Estado”. El acceso a la cultura debe ser igual para todos los habitantes del territorio nacional y no puede menoscabarse en Cataluña puesto que es un derecho de los ciudadanos que indudablemente debe ser tutelado por el Estado. Las Comunidades Autónomas tienen competencias para regular cualquier festejo que se produzca en su ámbito territorial, pero en ningún caso de suprimirlo. El PP en su propuesta de ley registrada en el Congreso de los Diputados señala que la tauromaquia es “una de las mayores expresiones culturales de nuestro país con gran tradición, historia y atractivo turístico”.

En el Congreso de los Diputados y la Asamblea de Madrid tienen intenciones de proteger la fiesta taurina, aunque es reprochable e insuficiente jurídicamente la legislación que emane de estos organismos porque el Tribunal Constitucional ha establecido en su abultada jurisprudencia que en España, salvo algunas excepciones, no rige el criterio de superioridad jerárquica legislativa que en la teoría jurídica esboza con claridad Hans Kelsen en forma de pirámide, sino que los conflictos jurídicos entre instituciones del Estado se dirimen a través del principio de competencia, con lo cual sería más correcto acudir al Tribunal Constitucional para que interprete a quien le corresponde la competencia para decidir si se suprimen o no los toros.

Para terminar, es menester destacar que por razones históricas y culturales, esbozadas brevemente con claridad al principio de este escrito, el arte de la tauromaquia debe ser tolerada. El arte a veces no puede entenderse ni se puede explicar, sencillamente porque es arte. Quien no esté de acuerdo, que no asista a la plaza y se quede en casa, así como somos libres de acudir o no a un museo. Asimismo, existen numerosos argumentos jurídicos e instrumentos legales para proteger este arte y el mundo de los toros los hará valer sin ninguna duda. Por último, es indudable que la ecología importa poco a los que han impulsado la prohibición en el Parlament de Cataluña puesto que hemos sabido días atrás que el Ayuntamiento de Barcelona ha gaseado a miles de palomas por ser una molestia en varias plazas de la ciudad condal. Si tanta vara han dado algunos con el tema del toreo era de imaginar, siguiendo su absurdo e incoherente criterio, que calificarían al consistorio encabezado por Jordi Hereu de genocida o de nazi, pero la noticia ha pasado inadvertida para los movimientos de defensa de los animales porque han demostrado sobradamente que se han prestado para ir de comparsa de algunos que no les interesan los animales, sino que lo que les interesa es irse de España.

Comentarios

Dice ser Raul Encalad
2012-04-10 20:11:33
El arte no tiene porque acarrear la muerte y menos de un animal sin voluntad. Puras sandeces, pense encontrar al menos un argumento que justiique esta barbarie y no lo encontre. ¿Que tiene que ver la tradicion con el echo de que se maltrate a un animal? Por favor que falta de criterio.

Dice ser J Niko
2011-01-11 21:14:03
Anonimo, excelentes comentarios y precisaiones, los suscribo en su totalidad. Vivan los toros!

Dice ser Anónimo
2010-11-07 22:24:23
El arte del toreo es maravilloso por donde se lo mire y quíen digo que no es simplemente porque no tiene ni la más mínima idea de lo que es arte. Si se prohiben las corridas los toros no tienen razón de ser o Uds. creen que los ganaderos van a invertir en la crianza de animales que nunca se van a vender porque las corridas de toros desaparecieron, estoy seguro que los ganaderos mandarían al camal a todas sus reces y ahí se acabaría la existencia de una bestia bella como lo es el toro de lidia. Sería un miserable final para un noble animal que nació bravo para morir como en un ruedo luchando hasta el último o de repente salir indultado. Abolir la toreada sería la estocada más cruel, sería un puyaso lleno de veneno para un toro de lidia. Y los toreros ¿Qué sería de ellos? también ellos sufrirían la extinción de su bello y noble arte, todo por la estupides de gente miserable que no ve más allá de sus ojos y so pretexto de la defensa de los animales arremete, cual yena, contra todo y contra todos. Ojalá que estos miserables pronto se extingan y dejen en paz a toros toreros y a nosotros lo aficionados los que gustamos de esta fiesta. No olvidemos que el torero es el único que se viste como príncipe para enfrentarse a la muerte o para ir en los brazos de esta hasta los confines de la gloria. Tampoco debe escapar a nuestra memoria el ejército de personas que trabajan para que esta fiesta no muera: alguacil, monosabios, mulilleros, mozos de espada, los trabajadores de las gnaderías bravas y mucha gente más que se quedaría sin una fuente de trabajo. Espero que esta reflexión cambie la idea de mucha gente que piensa que abolir las corridas de toros es actuar a favor de la ecología nada más falso. ¡Vivan el arte del toreo! ¡Vivan las corridas de toros! ¡Vivan los toros, bravos y nobles! ¡Abajo los enemigos del toreo! ¡Abajo el falso ecologismo!

Dice ser gaby
2010-10-17 00:41:06
Hola, me llamo Gabriela y soy de Quito, Ecuador. Lamentablemente, en mi país, especificamente en la capital, se ha perpetuado las corridas de toros, digo lamentablemente porque para mi parecer, es una crueldad hacia el animal. A pesar de mi opinion, estoy haciendo un reportaje, tratando de mostrar las dos caras de la moneda; por eso es que encontré esta página. En mi país, la mayoria de personas estamos en desacuerdo con esta matanza, para ser mas precisos, el 72 % de los quiteños. Sé que la tauromaquia es una tradición, sin embargo, creo que las tradiciones o costumbres no son irremovibles, están en constante cambio de acuerdo a las necesidades, creencias y evoluciones del hombre. No soy vegetariana, pero, solo basta con ver el orden de la naturaleza para entender que este no es un buen argumento que uds utilizan, pues les recuerdo que los animales matan por comida o supervivencia, no por diversión. ( Estoy conciente que en los camales les matan de una forma mas cruel aveces, y quiero que sepan que SI hay personas en contra también de esto, como de cualquier otro acto de violencia contra el animal) Uds dicen que es un arte, no obstante, les recuerdo que el arte es totalmente relativo. Siempre pongo el ejemplo, que si mañana un "artista" pinta un cuadro y pone a cuatro pájaros vivos, los pega y los pinta de colores, para él puede ser arte, pero no hay que negar que aun así es UNA CRUELDAD. Además el arte es crear, NO DESTRUIR. También alegan , desde un punto un tanto filosófico, que la tauromaquia no es más que el bello encuentro entre la naturaleza y el humano, pero en qué condiciones? Si los toreros, tienen a unos cuantos ayudantes, que les socorren cuando están en aprietos! NO ES UNA PELEA JUSTA! les aseguro, que si lo fuera, y si fuera un " bello encuentro" con la naturaleza, muchos mas toreros perderian la vida en este ruedo ( no es que me alegre por la muerte de ellos) Para vivir en comunidad, hay que tener tolerancia, pues tengan tolerancia con ellos. Ellos no han escogido estar en las plazas de toros! Por último: " Un país se puede juzgar por la forma en que se trata a sus animales" Mahadma Gandhi

Dice ser J Niko
2010-10-15 11:49:22
Ana, no creo que jamás un animal sea equiparado legalmente a un ser humano. Los seres humanos tenemos razón además de instinto y eso nos hace diferentes. Y creo que tu eres vegetariana, pero la inmensa mayoría come carne de vaca, cerdo, pato, etc. ¿Te explico como se mata a estos animales?

Dice ser Ana
2010-10-14 15:53:15
Tampoco se puede comprender la historia de Roma sin el Circo Romano, con el tiempo se comprendió que los esclavos también eran sujetos de derecho y no sólo objetos a merced de un hombre libre, y se tuvieron que modificar las leyes... Algún día comprenderemos que los animales también tienen derechos y habrá nuevas legislaciones. Haber sido capaces de redactar las leyes no nos hace más importantes.

Dice ser J Niko
2010-08-31 16:25:47
Para Red Wagon y Lamborghini: Muy buenos comentarios. Los suscribo.

Dice ser J Niko
2010-08-31 16:23:42
Para Mamba Negra: Lo que dices de la ilustración es incierto. Trae alguna prueba de fiesta popular de forma generalizada en Alemania, Austria, Holanda u otro país del centro-norte de Europa en esa epoca y te darán algún galardón de historia de estos que hay porque nadie lo ha descubierto hasta la actualidad. El toreo es un arte y tenemos la suerte que es española como el siglo de oro de las letras.

Dice ser J Niko
2010-08-31 16:18:07
Para Anonimo: Todavía no se cual es el consenso al que se ha llegado, existe una mayoría simple en un parlamento regional que a mi modo de ver no es competente para dictar este tipo de legislación puesto que es una clara competencia del Estado. Sobre mi defensa de la fiesta taurina y la forma que lo hago es una opinión mía y la asumo pero la comparten miles de aficionados que asisten a innumerables festejos que se producen a lo largo y lo ancho de la península ibérica pero no tienes que estar de acuerdo con lo que digo. La comunidad taurina es una ferviente defensora de la libertad, cosa que no pasa con tus compañeros de viaje en esta aventura pseudoecologista subvencionada puesto que imponen la prohibición o la peresecución en todo lo que tenga algun resquicio de españolidad. Por ultimo, lo hacer otra actividad deberías decirselo a los hosteleros de las Ventas o de Pamplona que verían cerrar su negocio y yo no sé si estarían encantados de vivir dewl Tai-chi para no despedir a sus empleados o a un montón de toreros, banderilleros, novilleros, modistos y un largo etc que viven de la fiesta que por cierto tiene su propio epigrafe en la seguridad social. Y yo no sé si en esta epoca de crisis la ciudadania estaría dispuesta a pagar suculentas indemnizaciones por el capricho de una minoría residual porque si te lees la ley 30/1992, de regimen jurídico de las administraciones pubicas y del procedimiento administrativo común, esta establece que un contrato rescindido por la Administración es suceptible de una pertinente reclamación patrimonial (La comunidad de Madrid por ejemplo debería indemnizar a la empresa que ostenta la concesión de las Ventas). Y repito lo dicho, no equipareis al toro (objeto de derecho) con el ser humano (sujeto de derecho). No lo contempla la legislacion vigente ni ningun principio del derecho.

Dice ser J Niko
2010-08-31 16:04:36
Para GC: Eso de discutir sobre mi nombre denota tu visión totalitaria de la vida. Cada uno se llama como quiere y en este país la ley 20/1994 del Registro Civil y la abundante legislación que regula los derechos de autor ha dejado muy claro la utilización de un nombre o pseudónimo. Pero como vés no me escondo y te respondo. Me hubiera gustado hablar de toros y con un debate de altura no utilizando la descalificación como "fiesta de sangre" que utilizas. Insisto: No se puede tratar a un animal como sujeto de derecho porque no lo contempla la legislación vigente. Los mismos que se rasgan las vestiduras ante la fiesta taurina comen jamón ibérico, morcilla, foie de pato o de oca, pulpo. ¿Se han preguntado como se mata a estos animales? Al pulpo a palos, al cerdo se lo degolla y al pato le engordan el higado hasta que revienta. La posición que defiendes nno solo que es equivocada, es hipocrita e interesada.

Dice ser Anónimo
2010-08-31 13:11:52
Pero, chico, ¿es tan difícil de entender? Si no se puede maltratar a los animales, y hemos llegado a un consenso legislando al respecto, no puedes hacer excepciones, por mucho que las adornes y argumentes con razonamientos, que, además, son importantes para ti, pero puede que para muchísima gente no lo sean... ¿"una de nuestras señas de identidad más longevas"? ¿¿Y?? ¿Eso es justificación para algo? Y de fiesta nacional nada. ¿Arte? Arte, pa ti, majo. Para otros no, a ver si empezamos a respetar un poco el derecho de los demás a que no nos impongan ni señas de identidad, ni fiestas, ni "artes", ni lenguas (las que sean). Y sí, todo el mundo es libre de acudir a los toros, menos el toro. Y, sí, hay una reacción de reacconarios acudiendo a los toros, pero lo siento mucho, cada año de los recientes las asistencias han sido menores y menores... como todo el mundo que vive del espectáculo bien sabe. Y por cierto, el dinero que mueva o genere la fiesta me da exactamente lo mismo, que la gente se aficione a plantar huertos, o hacer Tai-Chi, ya verás como se crean otras economías emnergentes al respecto de las que vivirán cientos de personas... Si es que...

Dice ser GC
2010-08-31 10:47:39
J(osé?) Nikolas: No es que quiera burlarme de tu nombre, pero deberias asumirlo. Una cosa es clara: al animal no creo que la haga muchas gracias tu fiesta de sangre. Y eso para mi es suficiente motivo para abolir esa crueldad.

Dice ser GC
2010-08-31 10:45:31
TOROS (los animales) SI; MALTRATO ANIMAL NO.!!!

Dice ser RED WAGON
2010-08-31 10:23:20
Hay otros detractores de la fiesta aún más agresivos y dignos de verdadera terapia psiquiátrica, que pertenecen a grupos que parecieran odiar al resto de la humanidad o que por lo menos están tan decepcionadas por los errores humanos (discriminación, guerras, intolerancia, contaminación, experimentación, indiferencia, crímenes, latrocinios, etc.), que se refugian por entero en los animales y si por ellos fuera, la humanidad podría morir de hambre antes de que se vuelva a sacrificar un pollo para que usted disfrute de un buen caldo y una pechugas asadas, y experimentan sentimientos de frustración y amargura tales que se convierten en lo mismo que rechazan y termina por preferir el exterminio humano y animal antes de volverse a contrariar con ver un sacrificio de cualquier índole.

Dice ser Lamborghini
2010-08-31 10:19:48
El problema es que muchos de los anti/taurinos, no los que no les gusta la Fiesta y no van más allá, sino los que se proclaman activistas prohibicionistas, son en su mayoría una panda de chiflados que consideran que matar al toro es un asesinato. Se hacen llamar animalistas y especistas equiparando a las personas con los animales y por tanto cometiendo la cretinez de convertir a los animales en sujetos de derecho y de moral. En su lógica absurda los toreros serían "asesinos" y "criminales", y el público que les apoya colaborador y cómplice en los "crímenes". Comerse un cordero es para ellos como comerse a su primo o a un vecino ¿?... Luego vienen la retahíla de insultos, provocaciones y demás…

Dice ser Mamba Negra
2010-08-30 15:26:04
Sabías que se organizaban corridas de toros en toda Europa antes de llegar la Ilustración? y que en España quedaron como reducto porque no penetró dicho movimiento? Deberíamos reflexionar sobre las implicaciones que éllo tiene y la vergüenza de que se nos asocie con la tortura animal

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook