LA VOZ LIBRE

ALEMANIA-ELECCIONES

Un tecnicismo electoral podría decidir los comicios a favor de Merkel

Efe
2009-09-23 13:52:00

Berlín.- Un tecnicismo electoral, los llamados mandatos adicionales, podrían decidir los próximos comicios generales en Alemania a favor de la canciller Angela Merkel y su potencial socio de coalición, el Partido Liberal (FDP) en detrimento del Partido Socialdemócrata (SPD).

La figura de los mandatos adicionales ha sido cuestionada por el Tribunal Constitucional (TC) porque, en su forma actual, puede producir el paradójico efecto de que un partido gane un escaño como consecuencia de la pérdida de votos.

El tono de la sentencia -que califica el sistema de arbitrario, insensato e inconstitucional- contrasta con el plazo generoso -hasta 2011- que le da al Bundestag (Parlamento Federal) para hacer las modificaciones necesarias.

Merkel ha dicho que hará coalición con el FDP, aunque su mayoría este basada sólo en eventuales mandatos adicionales lo que ha hecho que algunos socialdemócratas acusen a la canciller de querer imponer su voluntad política por encima de la constitución.

Antes de que se llegase a la situación actual el SPD había estado de acuerdo con la Unión Cristianodemócrata (CDU), el partido de Merkel, en aplazar la reforma para después de las elecciones, por lo que sus quejas son vistas por cristianodemócartas y liberales como una cuestión de oportunismo.

Los mandatos adicionales son resultado del sistema electoral mixto que funciona en Alemania que combina la elección de diputados por mayoría simple, en circunscripciones unipersonales, con otra por voto proporcional con la presentación de listas de los partidos en los 16 estados federados (Laender).

Siguiendo el sistema mixto alemán, la mitad de los 598 diputados que deberá tener el próximo Parlamento Federal (Bundestag) serán elegidos por voto directo en las 299 circunscripciones distribuidas en todo el territorio alemán mientras que la otra mitad saldrá de las listas de los partidos.

Cada elector tiene un primer voto, que puede conceder a uno de los candidatos que aspiran al mandato directo de su circunscripción, y un segundo voto que debe dar a la lista de uno de los partidos.

El segundo voto decide sobre la composición proporcional del Parlamento,

Puede darse el caso -y ahí es cuando surgen los mandatos adicionales- de que el número de mandatos directos obtenidos por un partido en un estado federado sea mayor que el número de escaños que le corresponden a la lista regional en el Parlamento siguiendo el método Hare-Niemeyer.

En ese caso, el número total de diputados del Parlamento se aumenta para dar cabida a los diputados elegidos directamente que no entrarían al Bundestag por proporcionalidad.

Estos mandatos adicionales distorsionan en mayor o menor grado la composición del Parlamento favoreciendo a los grandes partidos, el Socialdemócrata (SPD) y la Unión Cristianodemócrata (CDU), que suelen repartirse la gran mayoría de los mandatos directos.

Ha habido ocasiones en que los mandatos adicionales ha favorecido claramente a uno de los dos partidos y ha sido decisivo en la composición del gobierno.

Así por ejemplo, en 1994 la CDU obtuvo 12 mandatos adicionales, frente a 4 obtenidos por el SPD, lo que le permitió a Helmut Kohl continuar su coalición con el FDP con una mayoría estable.

En 2002, 4 mandatos adicionales obtenidos por el SPD, frente a uno de la CDU, hizo que la mayoría de la coalición rojiverde, liderada por Gerhard Schröder, fuera menos precaria que lo que hacía esperar el apretado resultado electoral.

Ahora, el politólogo Joachim Behke ha desarrollado unos modelos según los cuales, si un alto porcentaje de electores de la CDU utilizan sus dos papeletas aprovechando tácticamente las particularidades del sistema, el partido de Merkel podría obtener hasta 30 mandatos adicionales.

Lo paradójico de esos cálculos es que, para que se obtengan esos mandatos, lo que tienen que hacer los votantes es negarle a la CDU su primer voto en estados como Sajonia y Baden-Württenberg donde se espera que los cristiano demócratas casi todos los mandatos directos.

En esa constelación, dar el segundo voto a la CDU sería inútil, puesto que cualquiera que sea el porcentaje que alcance este estaría ya cubierto con los mandatos directos y cuanto menos porcentaje tenga, mayor será el número de los mandatos adicionales.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook