LA VOZ LIBRE

R.UNIDO-TEATRO

"La vida es sueño", una experiencia "inmediata", según un director británico

Efe
2009-09-28 10:10:00

Londres.- "La vida es sueño", que ensaya en Londres Jonathan Munby con un grupo de actores británicos, pretende traducir el mundo de Calderón de la Barca en "una experiencia inmediata" para una audiencia sensibilizada por casos dramáticos como los secuestros de Natascha Kampusch o Elisabeth Fritzl.

Munby, de 33 años, califica "La vida es sueño" como el "Hamlet del repertorio español, siempre a la espera de un nuevo director, que necesariamente trabaja en medio de circunstancias que cambian con el tiempo".

Según confiesa a EFE tras un ensayo en un local del este de la capital, Munby, que ha llevado antes a escena obras de Lope de Vega, Molière o Shakespeare, entre otros grandes dramaturgos, no se ha dado por satisfecho con las traducciones existentes al inglés del drama calderoniano, que considera "ligeras como pantomimas".

Para él, sin embargo, "La vida es sueño" es una obra "trágica y épica a un tiempo", "un cuento de hadas, con su castillo y su torre, que se desarrolla en un reino mítico" y que tiene un fondo "oscuro", "sombrío", que uno busca en vano, dice, en las versiones existentes y él ha manejado al menos seis.

"Creo que es una obra sobre el abuso de la infancia, y esto es algo que tiene para nosotros especial resonancia después de casos como los de Fritzl o Kampusch", explica Munby en referencia a la austríaca a la que su padre secuestró y tuvo incomunicada en un sótano durante 24 años mientras abusaba sexualmente de ella, o su compatriota, secuestrada de niña y mantenida también cautiva ocho años por un hombre.

Munby pensó en montar "La vida es sueño" hace cuatro años y hace dos se puso en contacto con el director artístico del teatro Donmar, Michael Grandage, y comprobó con satisfacción que éste estaba también interesado en una nueva producción de esa obra del Siglo de Oro español.

Ambos decidieron entonces encargar una traducción literal del texto calderoniano que pudiese servir de base para una nueva versión, que se encomendó a Helen Edmundson, conocida dramaturga especializada en la adaptación para el teatro de novelas clásicas como "Anna Karenina", de Tolstoi, o "El Molino del Floss", de George Eliot, entre otras.

Edmundson está además ahora escribiendo una obra basada en la monja y gran poetisa mexicana sor Juana Inés de la Cruz y Munby dice haber encontrado en ella "una colaboradora perfecta": "Ambos coincidimos en nuestra apreciación del lado oscuro de la obra calderoniana".

A la pregunta de si a un público formado culturalmente con un escritor isabelino como Shakespeare puede resultarle difícil penetrar en el mundo católico del honor y la honra calderonianos, Munby responde con una sonrisa estar convencido de que el propio Shakespeare era católico, "aunque sea una opinión controvertida".

Pero sí, es cierto, reconoce, que para una audiencia británica "es necesario dar un salto cultural": es una obra que comienza con una mujer que trata de vengar un agravio sufrido, pero es una experiencia que también puede extrapolarse a nuestra época, dice Munby, pues "la defensa del honor o la autoestima" es algo que sigue moviendo a los humanos.

La versión de Edmundson es en cualquier caso muy fiel al original calderoniano, asegura el director, quien agrega: "Sólo en algún caso muy aislado nos hemos desviado ligeramente o hemos añadido algo al original para explicar a una audiencia moderna una determinada elección por parte de un personaje".

Según Munby, "se ha intentado entender en todo momento la intención original del autor" y la traducción a otro idioma "ofrece la oportunidad de respetar esa intención, convirtiéndola de paso en una experiencia inmediata".

"No hay que batallar con un lenguaje de hace 400 años como el de Shakespeare cuando lo hacemos en inglés", señala Munby, que dice haber aprendido, por ejemplo, mucho sobre el bardo de Stratford-upon-Avon gracias a las versiones que han hecho directores de otro espacio cultural, y cita al japonés Yukio Ninagawa.

Preguntado por su puesta en escena de "La vida es sueño", Munby afirma que ha buscado un compromiso entre la época en que la escribió Calderón de la Barca y la actual, y agrega que se ha inspirado también en el Goya de "Los Desastres de la Guerra", serie de la que cuelgan algunas reproducciones en el local donde ensaya.

"La vida es sueño" se estrenará el 8 de octubre con un equipo de prestigiosos actores que incluye a Dominic West, protagonista de la popular serie de televisión "The Wire" (Segismundo), y otros que han trabajado en la Royal Shakespeare Company como Kate Fleetwood (Rosaura), Malcolm Storry (Basilio), Lloyd Hutchinson (Clarion) o en otros teatros y TV como Sharon Small (Estrella) o Rupert Evans (Astolfo).

Joaquín Rábago

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook