LA VOZ LIBRE

CASO GESCARTERA

La Caixa y Caja Madrid piden que el Supremo rebaje su indemnización por Gescartera

Efe
2009-09-28 18:02:00

Madrid.- La Caixa y Caja Madrid, condenadas por la Audiencia Nacional a pagar 87,99 millones de euros como responsables civiles subsidiarias en el caso Gescartera, pidieron al Tribunal Supremo que les absuelva o que rebaje sustancialmente esa cantidad, que consideran que excede de su supuesta responsabilidad.

En una vista hoy ante la Sala Segunda del Supremo, las dos entidades denunciaron que se les condenó a sufragar todo el agujero de la agencia de valores, inclusive el que existía antes de 1999, cuando Caja Madrid empezó a trabajar con la sociedad y La Caixa emitió los certificados que, según la Audiencia Nacional, ayudaron a engañar a la CNMV y retrasar la intervención hasta junio de 2001.

La Caixa defendió que sus directivos de la oficina de Majadahonda (Madrid) -condenados como cómplices de apropiación indebida- actuaron conforme a la práctica bancaria, aunque pidió al Supremo que, en caso de que no les absuelva, limite la responsabilidad subsidiaria de la entidad a 1.196 millones de pesetas (7,2 millones de euros), el importe que los responsables de Gescartera sacaron de forma indebida de sus cuentas.

El letrado que representa a La Caixa, Nicolás González-Cuéllar, criticó que la sentencia de la Audiencia Nacional vulneró derechos fundamentales al condenar a la entidad por una cantidad "muy superior no sólo a la solicitada por el Ministerio Fiscal sino por las partes acusadoras", y que incluía el déficit anterior a los hechos delictivos atribuidos a sus empleados, e incluso operaciones lícitas.

En su opinión, el tribunal tuvo una "aproximación de brocha gorda al cuantificar el déficit y al atribuírselo a todo el que fue condenado, sin precisar en qué parte contribuyó cada uno, lo que es técnicamente reprobable".

Por su parte, Caja Madrid recordó que antes de que su filial de intermediación bursátil comenzara a trabajar con Gescartera en noviembre de 1999, ya existía un agujero de 27,15 millones de euros, "a pesar de lo cual la condena es por todo el déficit patrimonial".

"En modo alguno se puede condenar por hechos anteriores", protestó el letrado de Caja Madrid Bolsa, Carlos Aguilar, perteneciente al despacho CMS Albiñana y Suárez de Lezo.

También destacó que la entidad no operó "en régimen de exclusividad" con Gescartera y que sin embargo se le ha condenado a sufragar subsidiariamente el agujero, cuando "incluso hay operaciones que no han pasado por sus cuentas y con las que no ha tenido ningún tipo de relación", como las de renta fija.

Según el sumario de Gescartera, fueron varias las entidades que operaron en nombre de la agencia y por cuenta de sus clientes, como por ejemplo Link Securities, HSBC, Beta Capital, Eurosafei y Benito y Monjardín.

"El tribunal dio un salto al condenar por todo, por lo que ha pasado por las cuentas de Caja Madrid Bolsa y por lo que no ha pasado. Eso ha causado una gran indefensión", se quejó Carlos Aguilar.

No obstante, pidió la absolución de Caja Madrid porque no vulneró legislación alguna y no utilizó una cuenta para disponer de los fondos de los clientes sin poderes de éstos, que los habían proporcionado en los contratos de gestión discrecional de carteras firmados con Gescartera.

Los directivos de la oficina de La Caixa de Majadahonda (Madrid) Carlos Prats y Alfonso Castro Mayoral, condenados a tres años de prisión como cómplices de un delito de apropiación indebida, también argumentaron que deben ser absueltos porque realizaron "actos neutrales" propios de la actividad bancaria y no merecedores de lo que consideran una condena "desproporcionada" e "injusta".

Los letrados del despacho González-Cuéllar, que asiste también a los empleados de La Caixa, negaron que hubiera un concierto con los responsables de la agencia de valores para engañar a la CNMV y destacaron que fue su intervención la que "propició la caída de Gescartera".

Además, pusieron de manifiesto que "malamente se puede hablar de concierto" cuando los responsables de Gescartera necesitaron falsificar otros documentos atribuidos a La Caixa.

El despacho González-Cuellar, que aseguró que "la CNMV se dejó engañar" porque "era la única que sabía que Gescartera iba mal y no hizo nada", insistió en que los directivos de La Caixa actuaron "en todo momento en el terreno profesional", por lo que "en ningún caso lesionaron ni pusieron en peligro el patrimonio de los clientes".

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook