lunes, 21 agosto 2017 | 
LA VOZ LIBRE

La Infanta Elena se corona reina de la elegancia

El estilismo de la Duquesa de Lugo en los Premios Telva 2010 ha sido el más halagado

LVL / Fotos: GTres
Doña Elena durante la fiesta de Premios Telva 2010 en Madrid

Doña Elena durante la fiesta de Premios Telva 2010 en Madrid

Madrid.- La Infanta Elena no estaba nominada a los Premios Telva 2010, pero con su espectacular estilismo en rojo se ganó el galardón de la más elegante de la noche. En esta ocasión, la Duquesa de Lugo ha vuelto a destronar a otras habituales en estos títulos, empezando por su cuñada, la Princesa Letizia. Y es que de un tiempo a esta parte, la hija mayor de los Reyes ha ido despuntando como la más elegante en numerosos eventos. Así sucedió durante el enlace matrimonial de la Princesa Victoria de Suecia, con su espectacular traje goyesco que no dejó indiferente a nadie, y también la noche del pasado lunes, con un vestido de inspiración flamenca y un alegre mantón de manila.

Los ojos de los expertos se posaron sobre ella cuando se casó con Jaime de Marichalar. Dicen los entendidos que, por aquel entonces, comenzó su gusto por la moda y por arriesgar con diseños diferentes y con un toque personal, casi siempre referente a alguno de los estereotipos españoles: mantillas, capotes y tocados goyescos.

Desde su boda con el que fuera Duque de Lugo, un entendido 'amateur' en moda, comenzaron a llegar los elogios. Entre los trajes más aclamados de la hermana mayor del Príncipe Felipe está el que lució en la boda de Federico de Dinamarca con la abogada australiana Mary Elizabeth Donaldson en 2004. Aunque entonces fue Doña Letizia quien le robó el protagonismo en su primer enlace como pareja del Príncipe de Asturias, con un vestido rojo de Lorenzo Caprile, lo cierto es que el impresionante 'abrigo capa' en tonos fucsia de la Infanta Elena no pasó desapercibido.

Además, los complementos de la Duquesa de Lugo siempre han recibido halagos por su originalidad. La Infanta Elena ha despuntado por sus pamelas en dos grandes ocasiones, la boda de Victoria de Borbón dos Sicilias con Markos Nomikos en septiembre de 2003, y en 1999 en el enlace entre su prima Alexia de Grecia y Carlos Morales al lucir una pamela de plumas blancas.

Lo cierto es que el estilo de la Infanta ha variado mucho, pero nunca se ha quedado fuera de la lista de las más elegantes. La hija mayor de los Reyes de España ha llevado prendas de todo tipo de diseñadores, desde Óscar de la Renta, como hace cuatro años para la celebración de las bodas de plata de los Grandes Duques de Luxemburgo, hasta el Lorenzo Caprile con el que ha deslumbrado a todos a principios de verano este 2010.

El diseñador fue el encargado de vestir a las infantas Elena y Cristina en la boda de Victoria de Suecia con Daniel Westling el pasado 19 de junio. Frente a la austeridad y simplicidad del traje de la Infanta Cristina, la apuesta arriesgada de Doña Elena dejó sin palabras a todos. La ex mujer de Jaime de Marichalar lució un vestido largo de color rosa, similar al de los capotes de los toreros, y con una chaqueta de inspiración taurina, aunque el propio Caprile resaltó la influencia goyesca más que taurina. Su estilismo la hizo valedora del primer puesto en los listados de las más elegantes del enlace. Provocó también mucho revuelo entre los antitaurinos, que lo tomaron como una defensa del arte del toreo.

Su última aparición pública ha vuelto a causar sensación. La Infanta Elena ha sido una de las más elegantes en la entrega de los Premios Telva 2010. Asidua a estos galardones que premian la moda española, la hija mayor de los Reyes deslumbró con un espectacular vestido palabra de honor en tono rojo anaranjado y cubierto de volantes. Aunque no desveló quién firmaba su diseño, Elena de Borbón volvió a darle un toque torero a su estilismo, complementando el vestido con un mantón de manila y zapatos en color turquesa. 

Noticias relacionadas

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook