Saturday, 18 November 2017 | 
LA VOZ LIBRE

CHILE-LIBROS

La poesía mapuche urbana llega al mundo editorial en la voz de David Aniñir

Efe
Friday, 06 de November de 2009, 01:29

Santiago de Chile.- "Somos mapuche de hormigón/ Debajo del asfalto duerme nuestra madre/ Explotada por cualquier cabrón", comienza "Mapurbe", poema que unido al subtítulo "Venganza a raíz", da nombre al volumen homónimo de David Aniñir, presentado hoy en la Feria Internacional del Libro de Santiago.

La editorial "Pehuén" publicó por primera vez en el mercado formal a este poeta mapuche urbano, nacido en 1971 en "la mierdópolis santiaguina", según propia expresión, pero cuyas obras circulan desde hace varios años en circuitos informales, a veces musicalizados por grupos hip-hop.

El año 2005 se asomó brevemente a la formalidad, cuando Jaime Huenún incluyó algunos de sus trabajos en la antología "20 poetas mapuches contemporáneos", publicada por la editorial Lom.

Los mapuches urbanos son emigrantes o hijos de emigrantes a los que la pobreza y discriminación empujaron desde el sur de Chile a los barrios marginales de la capital, para ejercer como panaderos, jardineros, empleadas domésticas u obreros de la construcción, como es el caso del propio Aniñir, aunque actualmente cesante, según puntualizó en la presentación.

"Oscura negrura of Mapulandia street/ sí, es triste no tener tierra/ loca del barrio La Pintana/ el imperio de apodera de tu cama/ Mapuchita kumey kuri Malén (...) in the name of Father/ of the son/ and the saint spirit/AMÉN/ y no estás ni ahí con ÉL ("María Juana (...) la Mapunky de La Pintana"), escribe este poeta autodidacta.

El lenguaje callejero, el mapudungun (idioma mapuche) y el inglés se mezclan en los poemas de Aniñir, en cuya opinión el artista mapuche es visto como algo exótico, del folclore y nadie quiere mostrar sus propuestas estéticas.

En su opinión, existe un híbrido actual en la cultura mapuche urbana, en el que confluyen música, teatro y literatura y que en su caso, busca recrear "nuestra vida en espacios que nos son ajenos, que no tienen nada que ver con la cultura ancestral".

"Mi discurso es político y poético", afirmó Aniñir, que vive en el sector obrero de Cerro Navia y que de la poesía chilena admira a Pablo de Rokha y Rodrigo Lira.

Pero en "Salmo 1997" escribe "Padre Nuestro que estás en el suelo/ putificado sea tu nombre/ vénganos de los que viven en los faldeos de La Reina/ y en Las Condes", en un guiño a Nicanor Parra y su "Padre Nuestro" ("Padre nuestro que estás en el cielo/ Lleno de toda clase de problemas/ Con el ceño fruncido/ Como si fueras un hombre vulgar y corriente/ No pienses más en nosotros).

"Busco plasmar una poesía que refleje las mezclas y transculturaciones que han tenido los mapuches urbanos", dijo Aniñir, que sobre el actual conflicto mapuche en el sur de Chile fue tajante al afirmar que la política del Estado "es de exterminio contra el pueblo mapuche, y por ende una negación a nuestros códigos de cultura. Nos están matando".

Según Lionel Lienlaf, otro destacado poeta mapuche, en "Mapurbe" Aniñir, "construye el centro de su universo con sus palabras, construye de su caída el camino del retorno, balbuceando palabras en mapudungun, aferrándose al recuerdo de la noche y a las historias olvidadas de la tierra".

"Auspiciado por mí mismo/ traído desde el periférico cordón umbilical,/ que da vida a los cabros (jóvenes) que escuchan mis poemas/ levanto este universo poético,/ desde el río Mapocho hacia abajo/ sobre mojones cristalinos que navegan hasta el mar", responde Aniñir desde sus versos.

 

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook