Saturday, 18 November 2017 | 
LA VOZ LIBRE

JAPÓN-MONARQUÍA

Miles de japoneses homenajean a Akihito en un Tokio acorazado

Efe
Thursday, 12 de November de 2009, 11:58

Tokio.- Miles de curiosos, música, desfiles y un importante despliegue policial tomaron hoy el centro de Tokio para homenajear al emperador Akihito, cabeza del milenario Trono del Crisantemo, por el 20 aniversario de su coronación.

Con más de 16.000 agentes desplegados, calles cortadas y controles policiales, las inmediaciones del Palacio Imperial se convirtieron en un acorazado recinto festivo al que acudieron unas 50.000 personas, muchos de avanzada edad, tras someterse a exhaustivos registros y cacheos.

El emperador y su esposa Michiko, ambos de 75 años, permanecieron lejos de la vista del público en el interior del Palacio, donde recibieron la felicitación de sus tres hijos y cuatro nietos, y posteriormente acudieron a una ceremonia formal con el Gobierno en pleno, encabezado por el primer ministro, Yukio Hatoyama.

El ritmo de Tokio, la mayor metrópolis del mundo con casi 35 millones de habitantes, se vio hoy afectado por la coincidencia del aniversario de Akihito y la llegada mañana del presidente de EEUU, Barack Obama, lo que acarreó fuertes medidas de seguridad.

Cerca del Palacio Imperial, sólo hubo una manifestación de unos 200 antiimperialistas, que mostraron pancartas y marionetas satíricas contra Akihito y el anterior emperador, el fallecido Hirohito.

Mientras, en los jardines adyacentes unas 30.000 personas, según el comité organizador, asistían a un animado desfile de carrozas con bailarines y comitivas de las distintas provincias de Japón, ataviados con sus trajes típicos.

En la marcha se pudo ver a ancianos y niños vestidos con coloridos "happis", una especie de quimono de verano, que desfilaron entre banderas nacionales y farolillos al ritmo de música alegre y el sonido de los "taiko" (tambores japoneses).

En una explanada cercana, otras 20.000 personas siguieron el desfile a través de pantallas gigantes desafiando el frío otoñal y la amenaza de lluvia para escuchar a un famoso grupo de pop japonés, "Exile", que puso el broche a las celebraciones con un tema compuesto en honor de los emperadores.

"Pese a que está siendo el día más frío del año ha venido mucha gente por el aniversario, pero por otra parte en la calle también hay muchos que se preguntan qué es lo que sucede", dijo a Efe una periodista local delante del Palacio Imperial.

Akihito ascendió al Trono el 7 de enero de 1989, tras la muerte de su padre, el emperador Hirohito, último testigo de la II Guerra Mundial.

La ceremonia oficial de coronación fue el 12 de noviembre de 1990, pero la Casa Imperial celebra el aniversario este año porque su ascensión al Trono fue formalmente en 1989.

La Constitución japonesa de 1947 establece que el emperador, cabeza de un trono que se cree se remonta al año 660 antes de Cristo, tiene un papel meramente simbólico, limitado a poco más que a sancionar los nombramientos oficiales.

Pese a ello, la Casa Imperial, una opaca institución que da empleo a mil funcionarios ocupados en todo momento del bienestar del emperador -y de alejarlo de la realidad, según los malpensados-, sigue siendo venerada en este país amante del orden y respetuoso del mando.

Una reciente encuesta realizada con motivo del 20 aniversario señalaba que el 81 por ciento de los japoneses considera que el emperador está cumpliendo su papel como símbolo de la unidad de la nación, frente a solo un 15 por ciento que no lo cree así.

No obstante, solo un 56 por ciento dijo tener algún interés por los miembros de la dinastía imperial, mientras que un 43 por ciento indicó que le importaban "poco o nada".

 

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook