Tuesday, 17 October 2017 | 
LA VOZ LIBRE

Von Hagens aumenta el escándalo con la copulación de los muertos

20 millones de personas han visitado sus exposiciones

Jeannette Bustamante Lozada
Friday, 08 de May de 2009, 13:03

Madrid.- No le bastó con la polémica generada con ‘Bodies’. El Doctor Muerte vuelve hoy en Berlín a la transgresión con ‘El ciclo de la vida’, una exposición en la que los ya conocidos cadáveres sin piel sirven como modelos que ilustran escenas sexuales.

La osadía del científico alemán, Gunter Von Hagens, no tiene límites cuando se trata de biología. Por ello, vuelve a la provocación con lo que ha considerado una muestra donde se enseña todo, desde el alumbramiento hasta la muerte, porque “muerte y sexo son dos tabúes; yo los traigo ahora juntos. La muerte pertenece a la vida y, sin sexo, no existiría la vida”, comentó recientemente a un diario germano.

Esta vez, el atractivo principal es la pareja de amantes. Él, fallecido a los 58 años de un cáncer de pulmón, y ella, de 51 años, copulan ante la mirada incrédula del espectador. Ambas ‘piezas artísticas’ han sido tratadas con el método de plastinación inventado por el científico, que consiste en retirar los líquidos de los cuerpos y sustituirlos por acetona fría.

La estación de trenes de Ostbanhof, una de las principales de Berlín, es testigo de lo que muchos consideran como “el punto culminante del mal gusto”, tal y como aseguró el diputado conservador Kai Wegner, por la Unión Cristianodemócrata (CDU). Apreciaciones que no representan ningún impedimento para que Von Hagens se salga con la suya, llegando incluso a satirizar al respecto: “Esto no deja de ser más barato que un entierro”.

Morbo aparte, los visitantes pueden apreciar -o despreciar- esta exposición que se centra en la biología de la reproducción y la sexualidad, la cual no parece alejarse demasiado de su predecesora ‘Bodies’, que aunque fue prohibida en varios países, fue visitada por 20 millones de personas alrededor del mundo.

 

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook