Wednesday, 18 October 2017 | 
LA VOZ LIBRE

El Rey Juan Carlos ya está preparado para aguantar el desplante nacionalista

Los independentistas quieren boicotear el himno en la final de Copa

LVL/Agencias
Tuesday, 12 de May de 2009, 21:54

Madrid.- El Rey Juan Carlos se prepara para ser anfitrión de uno de los partidos más comprometidos desde que preside las finales de Copa: el Athletic de Bilbao contra el F.C. Barcelona, que se disputa esta noche en Mestalla (Valencia). Los grupos nacionalistas han anunciado un boicot al himno español, para lo cual tienen previsto repartir 5.000 silbatos entre los asistentes. Han anunciado que cargarán contra el Rey por ser el máximo representante del estado español.

Los radicales vascos y los catalanes han unido sus fuerzas para convertir el partido de fútbol en un mitin independentista. La plataforma proselección vasca 'Esait' y la 'Plataforma Pro Seleccions Esportives Catalanes' reivindicarán la creación de las selecciones deportivas del País Vasco y Cataluña.

Además de armarse de paciencia para aguantar el desplante de grupos nacionalistas de ambas aficiones, el Rey tendrá que ser diplomático con los presidentes de los clubes, especialmente con Joan Laporta. El máximo mandatario del Barça ha centrado su gestión en una 'catalanización' del club, una tendencia abiertamente nacionalista que no ha gustado nada entre los barcelonistas de fuera de Cataluña.

Tampoco ayudan a crear buen clima las declaraciones que el francés Thierry Henry, delantero del Barça, protagonizó hace unos meses: "Catalunya no es España, es otra cosa y eso hay que sentirlo". Unas afirmaciones que sorprendieron por la nacionalidad de su autor pero no por ser nuevas, pues el ex jugador culé Oleguer, hoy en el Ajax, ya hizo abiertamente apología del independentismo catalán.

PRECEDENTE CONFLICTIVO

El Rey ya ha tenido que capear temporales de este tipo en su competición. Precisamente, el caso más sonado fue el precedente inmediato de este choque. La final del 5 de mayo de 1984, que se saldó con la victoria del Athletic de Bilbao, quedó empañada por los lamentables incidentes que protagonizaron ambos equipos.

Además de la enorme pelea en que se enzarzaron los jugadores justo antes de la entrega del trofeo por el Rey, aficionados de ambas aficiones la tomaron con el estadio, el madrileño Santiago Bernabéu, que sufrió numerosos desperfectos. Don Juan Carlos, junto con la reina Sofía, el príncipe Felipe y las infantas Elena y Cristina, presenciaron desde el palco el bochornoso espectáculo.

Por ello, la Federación Española y el Ministerio del Interior han blindado Mestalla con Policía Nacional, Policía Local, Bomberos, Cruz Roja, Protección Civil y seguridad privada, en un partido que se ha considerado de alto riesgo.

Noticias relacionadas

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook