Thursday, 19 October 2017 | 
LA VOZ LIBRE

Saberi disponía de información secreta sobre la ocupación americana de Irak

Volverá a Estados Unidos cuando cierre sus asuntos personales en Irán

LVL/Agencias
Wednesday, 13 de May de 2009, 22:51

Teherán (Irán).- La periodista estadounidense de origen iraní Roxana Saberi fue acusada de espionaje, pero defendida por Obama, por estar en posesión de un documento secreto del Gobierno iraní sobre la última invasión estadounidense de Irak, en marzo de 2003, informó hoy uno de sus abogados.

Según el letrado, Saleh Nikbakht, la reportera, que llevó a cabo una huelga de hambre, había conseguido una copia de un informe estratégico preparado para la presidencia del país en los meses previos a la ocupación anglo-estadounidense de Irak.

Nikbakht precisó que el tribunal de apelación entendió que Saberi nunca utilizó ni transmitió esa información, por lo que decidió enmendar la pena. Abdul Samad Jorramshahi, otro de los abogados de la periodista, ya señaló ayer, martes, que el cambio en el veredicto estaba relacionado con una interpretación diferente de la ley por parte del Tribunal de apelación.

La periodista fue arrestada el pasado 31 de enero, al parecer por comprar una botella de vino, cuyo consumo en Irán está penado con una multa y una tanda de latigazos.

Sin embargo, un mes después fue acusada de trabajar de forma ilegal al haber expirado su acreditación de prensa, en un giro de tintes políticos.

El 18 de abril, la acusación volvió a cambiar y se le imputó el delito de espionaje, por el que fue condenada a ocho años de cárcel en un juicio rápido y a puerta cerrada, plagado de irregularidades. Saberi empezó entonces una huelga de hambre.

El lunes fue puesta en libertad después de que un tribunal de apelación rebajara de ocho a dos años la pena impuesta por un supuesto delito de espionaje a favor de Estados Unidos, y dejara en suspenso la condena durante cinco años.

Si en este tiempo, en el que no podrá ejercer el periodismo en Irán, no vuelve a cometer delito alguno según la ley iraní, quedará definitivamente libre.

La periodista, que al parecer estaba en el país para escribir un libro, planea regresar a Estados Unidos la próxima semana, una vez que deje cerrados sus asuntos personales en Irán.

Noticias relacionadas

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook