Tuesday, 17 October 2017 | 
LA VOZ LIBRE

Julián Lago continúa en coma tras ser atropellado en Paraguay

Los dos hijos de su primer matrimonio se encuentran junto a él

Efe / LVL
Sunday, 17 de May de 2009, 23:26

Asunción.- El periodista español Julián Lago continúa en estado de coma en el Centro Médico Bautista de Asunción, donde hace tres días fue operado de graves lesiones en la cabeza causadas al ser atropellado por una motocicleta.

Lago, nacido en Valladolid el 21 de enero de 1947, "no está consciente, está en coma, está grave", afirmaron fuentes de la unidad de cuidados intensivos de ese centro médico, que explicaron que el paciente sólo responde a estímulos inducidos.

El periodista, que reside desde hace seis meses en Simón Bolívar, localidad cercana a Coronel Oviedo, donde se había retirado para realizar labores misioneras, sufrió el pasado jueves un accidente de tráfico. "Está con respirador, con presión baja y aunque se le disminuyó la sedación no despierta del todo", agregaron las fuentes del hospital.

Lago fue embestido en una avenida de Coronel Oviedo, departamento de Caaguazú, en el este de Paraguay, por una motocicleta al descender de su vehículo y tras ser asistido en un hospital local fue trasladado de urgencia al Centro Médico Bautista.

En este hospital fue operado de un "traumatismo craneoencefálico grave". El motociclista, Roque Luis Lugo Correa, de 23 años, quedó a cargo de la Fiscalía.
Los médicos que atienden a Lago había informado el sábado de que las primeras 72 horas iban a ser cruciales para determinar la evolución del periodista, quien tiene antecedentes de complicaciones renales y de cardiopatía.

Desde este sábado, Lago está acompañado en Asunción por sus dos hijos mayores, que viajaron desde España.

El periodista, de larga trayectoria en medios escritos, radio y la televisión de su país, se retiró de la profesión hace unos años y y se trasladó a Simón Bolívar, donde se instaló y colabora con una comunidad indígena en proyectos comunitarios.

 

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook