LA VOZ LIBRE

Accidente en el vuelo de Air Yemenia: Bahiya Bakari (14), un milagro en el Índico

Única superviviente del accidente del Airbus 310-300

LVL
2009-07-01 17:47:20

Saná (Yemen).- Bahiya Bakari (14) ocupaba uno de los asientos del vuelo de la compañía Air Yemenia, que cayó el pasado martes en el océano Índico frente a la costa oriental de África. 152 pasajeros murieron. Ella sobrevivió, ni siquiera resultó herida. Se trataba de un Airbus 310-300.

El canal francés LCI ha emitido un vídeo en el que por primera vez se ve a Bahiya tras su salvamento. Se encuentra en una cama hospitalaria, rodeada de médicos y enfermeros. No tiene ni una sola herida. Recuerda perfectamente cómo se produjo el accidente aéreo, pero expresarlo le es muy difícil. Durante 12 horas se mantuvo sobre un fragmento flotante rodeada de agua y oscuridad. Con posterioridad le contaba a su padre: “Papá, nos caímos al agua. Podía escuchar las voces de la gente, pero no veía a nadie. A mi alrededor todo estaba oscuro”.

En el hospital de la capital, Moroni, se especuló con que otro niño pudiera haber sobrevivido, pero la noticia fue calificada de falsa por el secretario de Estado francés, Alain Joyandet.

La pequeña Bahiya se ha mantenido como la única superviviente del vuelo que sobrevolaba el océano Índico y fue arrojada por la fuerza de la presión. Horas después, los botes de salvamento descubrieron a una niña totalmente agotada, mientras que las voces de las otras personas ya se habían callado.

Debido a que Bahiya se encontraba muy débil para agarrarse a un flotador, un miembro del equipo de salvamento saltó al agua para alcanzarla. La niña lloraba, preguntaba por su madre -Aziza Bakari-, quien había estado sentada junto a ella en el avión. Hasta ahora nadie le ha dado una respuesta.

A pesar de la tragedia, su padre, Kassim Bakari, es feliz por su suerte. Su hija le ha comentado que se encuentra bien. “Tengo la confirmación de los médicos de que al parecer tiene algunas quemaduras, pero no es nada grave”.

La familia Bakari vive Francia y querían que Bahiya -que en español quiere decir Esperanza- tuviera contacto con la cultura de sus padres, procedentes de las Islas Comores, al noroeste de Madagascar.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook