LA VOZ LIBRE

Miguel Ángel Revilla practica 'cohecho' al mandar anchoas al Rey Juan Carlos, Zapatero, Rajoy y Camps

¿Quién paga las latas que manda el presidente de Cantabria?

Efe
2009-07-08 13:39:46

Cantabria.- El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, practica el tráfico de influencias y el cohecho con las altas instancias del Estado (léase Rey), del Gobierno (Zapatero) y hasta con la oposición (Mariano Rajoy y Francisco Camps). El problema surge cuando el regalo de anchoas no llega a su destino y el intersado se queda con la miel en los labios. Esto es lo que parece suceder en el Partido Popular.

Tras conocerse que Francisco Camps, que se sentará ante el juez por recibir un regalo de trajes en el marco del 'caso Gürtel', Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, dijo ayer que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, también debería ser juzgado por las partidas de anchoas que le regala Miguel Ángel Revilla.

Pero es que Revilla ha declarado hoy miércoles que él manda dos latas de anchoas a su homólogo valenciano, Francisco Camps, y al líder del PP, Mariano Rajoy, y ha dicho que siempre le contestan diciendo que "están riquísimas". ¿Por educación y cortesía o, realmente, son sinceros? Nadie puede imaginar, si no, a Rita Barberá poniendo un ejemplo de cohecho que se vuelve en contra de Camps.

Por si esto fuera poco, resulta que el Rey también es destinatario de las anchoas de Revilla. Ha recordado que el lunes regaló también anchoas a Don Juan Carlos con motivo de un acto al que acudió a Madrid. "Y si no se las llevo, se enfada", ha asegurado.

Revilla ha respondido así a las declaraciones que ayer hizo la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, quien sostuvo que si dimitiera Camps tendría que hacerlo también "todo el país, empezando por el presidente del Gobierno", ya que añadió que recibe anchoas como "dádiva" de Revilla.

El presidente cántabro ha asegurado que las anchoas son un regalo institucional como el que le hace Camps a él, que ha recordado que el año pasado le mandó "dos kilos de arroz y una caja de naranjas".

Antes de un acto institucional en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Miguel Ángel Revilla ha considerado que "toda España está perpleja" por las declaraciones de Barberá, porque ha opinado que existe diferencia "entre vestirse presuntamente de manera clandestina" y lo que él hace, ir "con la bolsa, en la mano" con las anchoas.

Además, ha explicado que "en la mayoría de los casos" son las empresas las que le regalan las anchoas "sin comprarlas", ya que ha señalado que es una forma de promoción de las pequeñas industrias de elaboración de Cantabria.

"Las anchoas de Cantabria son un emblema y, por ello, las promociono para contribuir a difundir una exquisitez que tenemos aquí", ha afirmado Revilla, quien ha opinado que la difusión de los productos de una comunidad es también la labor de su presidente.

Pero ha agradecido a Rita Barberá que ahora haya sido ella la que promocione las anchoas de Cantabria, porque además ha opinado que la alcaldesa de Valencia debe de "comer bien, por el aspecto que tiene".

"Debe de comer bien, por lo que tiene valor que diga que son riquísimas. Gracias, Rita", ha apostillado el presidente de Cantabria.

Aunque ha querido aclarar a la alcaldesa de Valencia que las anchoas "no son tan caras como ella dice", ya que ha explicado que una lata grande, que cuesta "unos 20 euros", permite que coman seis personas "perfectamente".

"Es un producto caro, exquisito y como tal vale su dinero, pero, bueno, 20 euros creo que está al alcance de cualquiera en un día de fiesta y de Navidad. Más caras son las angulas o los percebes", ha añadido.

La pregunta final: ¿Quién paga los 'cohechos' de Revilla? ¿Qué presupuesto destina Revilla anualmente a las anchoas con las que mantiene en jaque a la clase política española?

> Miguel Ángel Revilla envía anchoas de Santoña a Zapatero y a Rajoy.

Comentarios

Dice ser Damin
2009-07-10 11:41:21
Rita Barberá que desfachatez tiene, cómo puede comparar una cosa con otra. El presidente de Cantabria nunca ha escondido que hace estos obsequios que me supongo también servirán para hacer promoción de su tierra. Tampoco sabemos mucho del tema de los trajes, su valor, etc. y por tanto no sabemos si tiene tanta importancia como se le está dando. Un poquito de por favor, creo que hay que ser más serios.

Dice ser jose damian
2009-07-09 10:56:16
ya no está la cuestión en regalar anchoas o trajes y desviar la atención hacia otro lugar. Se supone que detrás de todo esto hay una trama de concesiones y amigos que recogen dinero y se le dan trabajos para ganar pecunio. Eso es lo investigable, los trajes son la tapadera. Señor Revilla mándele usted unas anchoitas de Santoña a doña Rita, le contestará que están buenísimas, por que lo están, y eso no es lo mismo que los trajes de Camps. Cara nos sobra, jeta más. un saludo.

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook