lunes, 21 agosto 2017 | 
LA VOZ LIBRE

INCENDIOS FORESTALES

El alcalde de Horta denuncia relajación y la directora de Extinción de Incendios cree que fue un accidente

Efe
lunes, 08 de marzo de 2010, 12:41

Barcelona.- El alcalde de Horta de Sant Joan, Àngel Ferràs (CiU), ha reiterado hoy que vio relajación y descoordinación en la extinción del trágico incendio, mientras que la directora general de Extinción de Incendios, Olga Lanau, que dimitió aunque no le aceptaron la renuncia, ha sostenido que se trató de un accidente.

Ferràs y Lanau han mantenido hoy versiones contrapuestas durante su declaración ante la Comisión de Investigación del incendio de Horta, en el que fallecieron cinco bomberos, que hoy ha dado un giro hacia la controversia partidista coincidiendo con el inicio de las comparecencias de responsables políticos, tras haber escuchado ya a los bomberos.

En su intervención ante la Comisión, Ferràs, que ha protagonizado un duro enfrentamiento con el diputado de ICV Daniel Pi, ha señalado que lo sentía si con sus palabras "hería a alguien", pero ha insistido que su sentimiento y el de su pueblo es que hubo "relajación y descoordinación".

Como ejemplo, ha señalado que la tarde del fatídico 21 de julio el Centro de Mando Avanzado era un punto de "ebullición de malestar, pánico y nervios" y que echó en falta la presencia del principal mando del dispositivo, "Delta 0". "El capitán se fue del barco y dejó a la tripulación", ha denunciado Ferràs.

También se ha sumado a las críticas sobre el dispositivo el alcalde de Prat de Compte (Tarragona), Joan Josep Malràs (CiU), que ha denunciado hoy que nadie le avisó de que el fuego de Horta se dirigía hacia su municipio y que los bomberos tardaron más de cinco horas en llegar desde que se lo pidió al delegado del Gobierno en las Tierras del Ebro.

Por contra, Lanau ha negado que hubiera descoordinación, relajación o disfunciones, si bien ha evitado, a preguntas de CiU, asegurar que se estableció un dispositivo "impecable", como en su día aseguró en el Parlament el propio conseller Joan Saura. "¿Si hay cosas que se pueden mejorar? Evidentemente", ha admitido.

En cualquier caso, ha defendido la actuación de los mandos y los bomberos y ha negado que el jefe de guardia "Delta 0" abandonara sus funciones al salir del Centro de Mando Avanzado durante las horas más críticas. "No es el jefe del Centro de Mando Avanzado, sino de la extinción", ha puntualizado.

En este sentido, ha recordado que el jefe de guardia trabaja con varias herramientas, como el punto de tráfico, el centro de mando, un helicóptero de mando y un vehículo de mando, y que considera normal que no le encontraran en el Centro de Mando, porque "estaba haciendo su trabajo" al desplazarse a un punto avanzado para ver la evolución del fuego.

"Lo que hizo, hablando coloquialmente, fue buscarse la vida", ha agregado.

Por otra parte, Lanau ha confesado que está pasando por "la peor etapa" de su vida profesional y que presentó su dimisión por un "sentimiento personal" tras la tragedia del pasado 21 de julio, si bien el conseller de Interior, Joan Saura, no se la aceptó, al considerar que se trató de un accidente.

La directora general ha rebatido también las principales críticas que le dirigen los sindicatos de los Bomberos, en el sentido de que se manipularon las conclusiones del informe oficial, que atribuye el siniestro a un accidente "imprevisible e inevitable".

A su juicio, afirmar que se manipularon las conclusiones es un "insulto personal" tanto para ella como para los dos autores del trabajo -el actual jefe de los Bomberos, Joan Rovira, y el jefe de Tierras del Ebro, Félix González-, ya que los sindicatos "nos conocen lo suficiente como para saber que no lo habrían aceptado, ni yo lo habría pedido nunca".

 

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook