LA VOZ LIBRE

TAILANDIA-PROTESTAS

La "marea roja" decae por las divisiones de sus líderes y la fatiga

Efe
2010-03-18 09:38:00

Bangkok.- Las divisiones entre los líderes de los "camisas rojas" y la indiferencia por parte de los habitantes de Bangkok han causado el decaimiento de las protestas que exigen elecciones y que llegaron a congregar 100.000 personas el domingo.

La Policía calcula que unos 10.000 seguidores del depuesto primer ministro Thaksin Shinawatra continúan acampados en una avenida cercana a la sede del Gobierno y las oficinas de Naciones Unidas.

Los líderes del Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura, organizadores de la protesta, han instalado música y baile para entretener a los manifestantes y evitar que sigan el éxodo de sus compañeros.

Una caravana de vehículos recorrerá las principales avenidas de Bangkok, el próximo sábado, para hacer proselitismo y recobrar las simpatías de los capitalinos, quienes muestran signo de cansancio ante tanta manifestación.

"Estamos hartos de los cortes de tráfico y de las protestas. Al final, conseguirán espantar el turismo y causarán la ruina de miles de negocios", afirmó a Efe Ning Sarinya, dependienta en un cibercafé.

"Los tailandeses estamos muy tranquilos y hacemos nuestra vida normal, pero estamos dando al mundo una imagen muy negativa de nuestro país", agregó la mujer.

Sarinya, como gran parte de las clases medias de Bangkok, respalda al actual Gobierno y desconfía del multimillonario Shinawatra y de sus testaferros.

El primer ministro tailandés, Abhisit Vejjajiva, se ha negado a disolver el Parlamento y convocar elecciones y acusa al Frente Unido de velar por los intereses de Shinawatra y no de la nación.

Shinwatra se comunica con sus seguidores a través de internet, vídeos y llamadas telefónicas desde el exilio, porque pesa sobre él una condena a dos años de prisión por un delito de corrupción.

Una facción de los "camisas rojas" liderada por el polémico general Khattiya Sawasdipol abandonó las protestas porque querían acciones más radicales, como la ocupación del Parlamento.

Otro grupo, el llamado Siam Rojo, se escindió en febrero para defender un programa de medidas económicas y sociales de carácter más izquierdista.

Los actuales dirigentes del Frente Unido confían en ganarse a las clases trabajadoras de Bangkok con manifestaciones pacíficas, pero su número en vez de subir merma y el Gobierno no ofrece signos de debilidad.

"Si las protestas se desarrollan dentro de la ley, no me opongo a negociar. Soy sincero sobre todo esto, siempre que las protestas se celebren dentro de la ley. De lo contrario, será inaceptable para mí", indicó hoy Vejjajiva sin ofrecer más datos, a través de un discurso retransmitido por televisión.

Los "camisas rojas", cuya fuerza principal proviene del norte del país, comenzaron a desembarcar en Bangkok el viernes pasado y al día siguiente, sábado, formaban una masa de 50.000 personas que se manifestaba de manera pacífica.

El domingo, sumaban 100.000 y daban al Gobierno un ultimátum de 24 horas para que disolviese el Parlamento y abriese el camino de las urnas.

Desde entonces, los líderes de la protesta se han agarrado a actos simbólicos, como derramar sangre en la sede del Gobierno y el domicilio del primer ministro.

Unos 50.000 militares y policías han seguido la "marea roja" con órdenes expresas de contenerla sin emplear la fuerza.

Las embajadas acreditadas en Bangkok mantienen hoy las advertencias a sus ciudadanos de evitar las manifestaciones y el mercado bursátil subía en la sesión vespertina, lo que vaticina otro día más de ganancias pese a las protestas, signo de que no preocupan a los inversores.

Tailandia atraviesa una profunda crisis política desde el golpe de estado que derrocó a Shinawatra en septiembre de 2006.

El mes pasado, el Tribunal Supremo confiscó más de la mitad de los 2.100 millones de dólares de Shinawatra que el Estado inmovilizó tras la asonada, por haberlos obtenido de forma irregular durante sus cinco años de gobierno.

Gaspar Ruiz-Canela

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook