LA VOZ LIBRE

VENEZUELA-ENERGÍA

Chávez anuncia cinco días festivos la próxima semana para ahorrar energía

Efe
2010-03-25 08:31:00

Caracas.- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció ayer que la próxima semana será festivo de lunes a viernes para ayudar al plan de ahorro energético en marcha para mitigar los efectos de una sequía que ya lo obligó a decretar la emergencia eléctrica nacional.

"Hemos decretado feriado lunes, martes y miércoles", lo que sumado al jueves y viernes santos, festivos tradicionales por Semana Santa, hará que durante cinco días no haya actividades laborables, "y el objetivo fundamental de eso no es la flojera", dijo Chávez en un diálogo informal con deportistas retransmitido por emisoras estatales de televisión.

Horas más tarde, el vicepresidente venezolano, Elías Jaua, precisó que quedan fuera del decreto presidencial y trabajarán normalmente algunos sectores como las telecomunicaciones, hospitales, medios de comunicación, supermercados, bancos, hoteles y transporte público.

"Hay que ahorrar energía. No se olvide nadie de apagar la luz y cerrar el grifo del agua", dijo Chávez durante su intervención, en la que también indicó que verificará las condiciones de la hidroeléctrica de El Guri (este), que satisface el 70% del consumo nacional.

De mantenerse el descenso diario de unos 13 centímetros del nivel de agua de El Guri, Chávez ha previsto que a mediados de junio habrá alcanzado los 240 metros sobre el nivel del mar que señalan "el nivel crítico" para el primero de dos conjuntos de turbinas.

Según el mandatario, la grave crisis energética que atraviesa su país es consecuencia de una sequía provocada por el fenómeno climatológico de El Niño, a lo que sus opositores suman una supuesta falta gubernamental en inversiones oportunas en el sector.

El presidente de Fedecámaras, la principal patronal venezolana, Noel Álvarez, dijo en una primera reacción a la decisión sobre los días feriados que todos los ciudadanos están pagando "con grandes sacrificios la ineficiencia del Gobierno, que no supo gerenciar ni invertir los recursos necesarios en la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica".

En una declaración escrita, Álvarez tildó la medida de "populista" y dijo que "el sector empresarial la ve con gran preocupación por la caída de la productividad" que entraña.

Además, lamentó que, una vez más, el Gobierno adopte medidas "que involucran al sector privado sin realizar una consulta efectiva, sin tomar en cuenta que hay actividades productivas de jornadas continuas muy difíciles de suspender, ni los costos que tienen para las empresas y para la población en general".

El líder empresarial previó que la medida "será poco efectiva" dado que el mayor consumo de agua y electricidad se registra justamente en los hogares.

También llama la atención que se decrete festivos "los tres últimos días para realizar la declaración del Impuesto Sobre la Renta, y cuando las empresas se encuentran en pleno cierre de trimestre", añadió.

Su colega del gremio comercial, Consecomercio, Fernando Morgado, sostuvo que la medida "se tendrá que acatar, aunque se repudia" y coincidió en que "más electricidad y más agua consumirán las personas estando en su casa".

Morgado insistió en declaraciones a la emisora Unión Radio en que en momentos en que el país se encuentra "sumergido en una crisis económica y energética" es cuando mayor debería ser el esfuerzo "para seguir trabajando".

Además del ahorro, con multas y suspensiones del servicio para empresas y domicilios que no reduzcan su consumo en al menos un 20 por ciento, el Gobierno ha iniciado una ofensiva de compra internacional de equipos de generación termoeléctrica, a un costo de al menos un millón de dólares por megavatio, según ha calculado Chávez desde que el pasado 8 de febrero decretó la emergencia eléctrica.

La campaña en favor de una reducción del consumo, que también incluye incentivos, no obedece únicamente a la sequía sino que se justifica además en que Venezuela es el país de mayor consumo per cápita de electricidad en Suramérica, lo que sugiere un despilfarro generalizado de energía, ha remarcado el gobernante.

Chávez aseguró el pasado 2 de marzo, al inaugurar una serie de plantas de energía en base a motores importados y que funcionan con derivados del petróleo, que la media de consumo eléctrico de 2.000 kilovatios/hora por habitante de América Latina es ampliamente superado en Venezuela con 4.126 kilovatios/hora.

También alertó ese día de un supuesto plan opositor para sabotear sus planes de reducción de consumo a través de "terrorismo", ya sea mediante la ruptura de equipos o con campañas de rumores.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook