LA VOZ LIBRE

CAMBIO CLIMÁTICO

Los edificios más emblemáticos se apagarán para encender la conciencia ciudadana

Efe
2010-03-26 14:21:00

Madrid.- Los edificios más emblemáticos de la geografía española apagarán sus luces mañana por la noche durante "La Hora del Planeta", una iniciativa de la organización ecologista WWF para concienciar de la importancia de luchar contra el cambio climático a la que se han adherido 125 países y unas 4.000 ciudades.

Entre los que ya han confirmado que se sumarán al apagón están la Alhambra de Granada, la Mezquita de Córdoba, la Giralda de Sevilla, las Casas Colgadas en Cuenca, el Alcázar de Toledo, la Catedral de León, la Torre de Hércules en A Coruña, el Palau de la Música de Valencia, el Museo Guggenheim de Bilbao y los paseos marítimos de la Concha en San Sebastián y las Canteras en Gran Canaria.

Esta acción simbólica, que se extenderá por toda la península y las islas, será también respaldada por los ayuntamientos de las dos ciudades más grandes del país, por lo que la Pedrera y la torre Agbar se apagarán en Barcelona, mientras la fuente de Cibeles y la Puerta de Alcalá lo harán en Madrid.

España, con un gran número de empresas, organismos públicos y 155 ciudades que ya han confirmado su apoyo, será uno de los países más participativos en una iniciativa que, según sus organizadores, espera contar con la participación de 1.000 millones de personas y 6.000 ciudades en todo el mundo.

El objetivo de esta iniciativa, bajo el lema "Apagar la luz para encender el planeta", es que mañana por la noche, entre las 20:30 y las 21:30 horas, los ciudadanos muestren a los gobiernos que, a pesar del insuficiente acuerdo de Copenhague, quieren luchar contra el cambio climático.

Mañana será la cuarta vez que WWF pida sesenta minutos de oscuridad para conseguir que, a través de una acción conjunta, los ciudadanos sientan que "todos somos parte de la solución al cambio climático", aseguran desde la organización.

La campaña se puso en marcha por primera vez en 2007 sólo en un país, Australia, y una ciudad, Sidney, y se consiguió que 50.000 hogares y 2.000 edificios bajaran los interruptores.

Cuatro años después las cifras previstas para este año son "abrumadoras" y los organizadores aseguran que se batirán todos los récords porque se han sumado a la campaña 125 países, 4.000 ciudades y un gran número de seguidores en las redes sociales, que por primera vez se han utilizado para la difusión.

Casi un millón de seguidores en facebook y más de 25.000 en Twitter han conseguido que los organizadores se planteen para el 2011 añadir al propósito de concienciación el objetivo de "hablar y buscar soluciones entre todos".

Pese a que se medirá el ahorro conseguido durante esos sesenta minutos de apagón, WWF insiste en que ésta no es una campaña de ahorro energético porque el ahorro de energía es "todos los días del año".

"Es una acción global y simbólica, como las que a lo largo de la historia han dado paso a las grandes revoluciones" ha explicado el secretario general de WWF España, Juan Carlos Olmo, en declaraciones a EFE, "una llamada de alerta y esperanza para activar la opinión pública que los Gobiernos no pueden ignorar".

Olmo ha destacado la necesidad de que "el compromiso contra el cambio climático esté presente en la agenda política".

El apoyo a la iniciativa ha llegado desde todos los sectores de la sociedad y, además de los ayuntamientos, un gran número de empresas y organismos públicos han anunciado que apagarán la luz.

Philips, Orange, Canon, la empresa funeraria Mémora y Caja Madrid (a través de su obra social La Casa Encendida de Madrid) han apoyado la iniciativa con la que también colaborarán Correos, IKEA y la FNAC, apagando sus luminosos.

Telefónica apagará su edificio de la Gran Vía madrileña y ha organizado un concierto con el cantante Jorge Drexler y los estadios del Real Madrid y el Valencia CF tampoco se encenderán en esa hora.

Desde el ámbito público, la red de Paradores Nacionales quitará la iluminación de los edificios, los palacios más emblemáticos de Patrimonio Nacional se apagarán y se quedarán a oscuras las sedes del Parlamento y la Comisión europeas en Madrid y los edificios del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, en representación del Gobierno central.

Además, numerosas universidades, el PP y PSOE y la Federación Española de Municipios y Provincias también apoyan la iniciativa.

Isabel P. Del Puerto

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook