LA VOZ LIBRE

Óscar Pérez, una vida y una muerte en las alturas

Compaginaba su trabajo de instalador de antenas con su afición por el alpinismo

LVL
2009-08-17 18:01:29

Huesca.- Óscar Pérez, el alpinista que se ha quedado para siempre en el Latok II, era un hombre de las alturas. Su pasión era la montaña y su trabajo, la instalación de antenas para una compañía de telefonía. Su tierra, Huesca, y su pueblo, Tramacastilla de Tena, están ahora de luto, aunque saben que su paisano está en los cielos: concretamente, a 6.300 metros de altitud.

Ese el modo de vida que había elegido Óscar Pérez (33) y el que le había llevado a coronar las cotas más altas del mundo, abriendo vías de gran dificultad en Pakistán, la India, la Patagonia y diversos lugares de Europa. En todos aquellos lugares, Óscar Pérez se comportaba como un verdadero embajador de Huesca y no dudaba en fotografiarse con la bandera de su tierra en cada cima. Y en todos ellos, al estilo más complicado: en estilo alpino, sin cuerdas fijas, sin campos establecidos de altura ni oxígeno artificial o porteadores de altura, cargando en sus mochilas todo el material necesario.

Con Óscar iba siempre su compañero de aventuras Álvaro Novellón, con quien emprendió la ascensión al Latok II. En el descenso y tras el accidente, Álvaro trató de socorrerle pero, incapaz de ello, tuvo que descender al campo base para solicitar ayuda. Una ayuda que, después de diez días, no ha podido llegar, y no llegará nunca.

Óscar y Álvaro convirtieron la web de su club de montaña, el Peña Guara (www.p-guara.com), en todo un diario de viaje, en el que colgaban sus fotografías y sus impresiones, que hoy amplifican el esfuerzo heroico y trágico de ambos alpinistas:

“Como parece que el tiempo viene bueno hemos decidido probar suerte en el Latok ll. Vamos a intentar la arista noroeste, a ver si tenemos más suerte con las condiciones que en el Latok l. Si todo va bien estaremos fuera unos días”, eran las últimas palabras que redactaban juntos Óscar y Álvaro, el 1 de agosto. El destino, después, los separaría para siempre.

El dolor de Álvaro Novellón y del resto de compañeros en Pakistán lo comparten sus colegas del Club de Montaña de Peña Guara, que estuvieron muy pendientes de las labores de rescate del equipo de Sebastián Álvaro en Skardu y que mandaron un mensaje de agradecimiento por todos los mensajes de apoyo recibido.

> En la primera imagen, Óscar Pérez y Álvaro Novellón coronando el Latok II. En la segunda, Álvaro (izq.) y Óscar (der.) en el campamento base.

Comentarios

Dice ser fernando
2010-06-15 22:54:15
son bolas jeje

Dice ser Anónimo
2009-11-05 20:10:49
yo no le conoci,pero fue un buen escalador.que descanse en paz

Dice ser Ale!
2009-08-17 21:27:53
¿Sabría Óscar qué le esperaba? No dejo de pensar en sus últimos momentos de meditación, en ese diálogo entre él y la inmensidad de la nada. ¿En qué monento se habrá dado cuenta que esa era su tumba? Increible todo. Mis condolencias a la familia.

Dice ser Madovi
2009-08-17 20:25:15
Debió ser una dura y triste decision de sus amigos el desistir definitivamente del rescate.Lo mas probable, desde luego, es que Oscar esté muerto,dado el tiempo transcurrido y las heridas que sufrió,incluidas congelaciones,pero el dejr para siempre su cuerpo en las alturas del Latok II ha debido ser terriblemente desoladora para su compañero de aventuras y los demas compañeros del Club.

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook