LA VOZ LIBRE

Álvaro Uribe se juega en el Congreso su reelección

Aunque la votación sea aprobada, la iniciativa tiene que ser examinada en la Corte Constitucional

LVL / Efe
2009-08-26 16:36:18

Bogotá.- Álvaro Uribe, el presidente de Colombia, se juega en el Congreso su reelección. Tras una larga y agotadora sesión que duró más de ocho horas, la Cámara de Representantes aplazó para hoy la votación del referendo que le permitiría al presidente colombiano una segunda reelección inmediata en los comicios de 2010.

La sesión comenzará a partir de las 15 horas locales (20.00 GMT) de este miércoles, según lo estipulado por la Secretaría de la Cámara.

Pese a que la votación del referendo no se hizo ayer martes, como se tenía planeado, los partidos afines al presidente Uribe, confían en tener el respaldo necesario para sacar delante la iniciativa de origen popular.

La tardanza se debió al extenso debate que se hizo sobre la legalidad de que algunos congresistas votaran la iniciativa por estar bajo investigación de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Al igual que lo sucedido en la votación de la semana pasada en el Senado, en esta oportunidad hubo denuncias de ofertas de compensaciones para algunos legisladores, entre ellos José Rozo (Cambio Radical), quien dijo que pondrá en conocimiento del hecho a la Fiscalía.

El ministro del Interior y Justicia, Fabio Valencia, reiteró que el Gobierno no ofrece prebendas y defendió la limpieza y pulcritud con la que el Ejecutivo ha actuado en el debate del referendo.

Tras su aprobación, la semana pasada por el Senado, se esperaba que la Cámara de Representantes abordara este martes el asunto, pero las discusiones previas de otras iniciativas diferentes a la consulta, alargaron la sesión y no se pudo votar.

De todos modos, si la Cámara, en su próxima sesión, aprueba el texto del referendo, la iniciativa queda para el examen de la Corte Constitucional, que lo someterá a un estudio para verificar si la iniciativa se aprobó siguiendo todos los procesos ajustados a la Carta Magna.

Ese Tribunal tiene entre 60 y 90 días para entregar su concepto y si se aprueba en el control constitucional, el Gobierno deberá hacer un decreto que permita la consulta.

La Registraduría Nacional (ente responsable de la organización electoral) deberá organizar después la logística para hacerla efectiva y poner a disposición de los colombianos, finalmente, la pregunta de si quiere o no quiere una segunda reelección inmediata.

Sin embargo, a Uribe tampoco le basta con sacar adelante el referéndum, sino que necesita que acudan a votar al menos siete millones y medio de personas, de un potencial de 30 millones de electores, en un país donde la abstención en los últimos tiempos ha sido alta.

Incluso Uribe perdió un referéndum "contra la corrupción y la politiquería", que impulsó en su primer Gobierno, porque la abstención fue mayor y no alcanzó los votos suficientes para que tuviera validez.

La semana pasada el Senado aprobó por 56 votos a favor y dos en contra la conciliación del referendo con el que se le preguntaría a los colombianos si aprueban modificar la Constitución para una segunda reelección de presidente Uribe en 2010.

Aunque participaron en las discusiones, de la votación en el Senado se retiraron el opositor Polo Democrático Alternativo (PDA) y el Partido Liberal.

En cuanto a la votación de este martes en la Cámara, desde las primeras horas del largo día político, el legislador oficialista Roy Barreras había anticipado que el bloque afín al presidente Uribe, ya tenía asegurados al menos 90 votos, frente al mínimo de 84 necesario para sacar adelante la consulta.

Días previos a la votación en la Cámara, políticos, incluso que se declaran seguidores de Uribe pero no apoyan su segunda reelección, denunciaron la existencia de supuestas compensaciones y presiones del Gobierno a los congresistas para que apoyen el referendo.

El senador Juan Manuel Galán dijo que fue repartido "dinero en efectivo" entre los legisladores.

La semana pasada, el aspirante presidencial Germán Vargas Lleras, del partido Cambio Radical, denunció que varios parlamentarios habían sido "seriamente presionados".

Por su lado, el precandidato liberal Rafael Pardo dijo que el Gobierno ha empleado alrededor 110 millones de dólares de un fondo destinado a seguridad ciudadana para comprar votos.

Esas y otras acusaciones han sido desmentidas por el Gobierno, pero el Ministerio Público anunció ayer martes que se investigarán esas denuncias sobre las supuestas ofertas del Gobierno a los congresistas para que voten a favor del referendo que permitiría a Uribe ser candidato por tercera vez para la Presidencia de Colombia.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook