LA VOZ LIBRE

HAITÍ-SISMO

El embajador de España en Haití vuelve al país a "continuar un trabajo que quedó interrumpido"

Efe
2010-05-02 21:18:00

Santo Domingo.- El embajador de España en Haití, Juan Fernández Trigo, volverá este lunes a Puerto Príncipe con la intención de "continuar un trabajo que quedó interrumpido" con su salida del país tras el terremoto del pasado 12 de enero, en el que estuvo a punto de perder el brazo izquierdo.

En una entrevista con Efe a su paso por Santo Domingo, desde donde viajará a la capital haitiana para ocupar de nuevo su plaza, Fernández Trigo recordó los difíciles momentos que vivió tras el devastador terremoto, que causó cerca de 300.000 muertos y otros tantos heridos.

"De una forma un tanto milagrosa salí vivo del suceso, básicamente porque salí corriendo hacia el otro extremo de la habitación en la que me encontraba leyendo. Esa parte de la habitación resistió, mientras que el lugar en que yo estaba leyendo quedó completamente destruido y el techo se hundió sobre el sillón en el que yo estaba sentado", relató.

Fernández Trigo pasó un par de horas con el brazo atrapado entre bloques de hormigón y aún hoy carece de movilidad en la mano izquierda.

"Fueron momentos difíciles, sobre todo durante esas dos horas, porque las réplicas continuaban y había algunas columnas que estaban dobladas. Mi temor era que cayeran sobre mi cabeza y allí terminase todo", recordó.

Lonet Sevére, trabajador de la embajada, fue quien le salvó la vida, recuerda el diplomático. "Es un hombre al que le estoy muy agradecido porque se jugó la vida en ese momento".

Tras pasar la noche en la residencia de una diplomática estadounidense, al día siguiente fue examinado por médicos estadounidenses, quienes consideraron "que podía perder el brazo si no se actuaba pronto", por lo que fue trasladado al hospital militar de la base estadounidense Guantánamo, en Cuba.

De ahí fue llevado al hospital Jackson Memorial, en Miami (EEUU), y posteriormente viajó a Madrid, donde ha pasado los tres meses siguientes al sismo, sometiéndose a sesiones de fisioterapia en la clínica Ruber de Madrid.

A partir de ahora continuará su rehabilitación en Puerto Príncipe, adonde llega consciente de las dificultades que atraviesa el país, aunque cree posible que las cosas mejoren.

"Creo que la gestión de las ayudas es un elemento central. Creo que es una oportunidad la que ha dado esta crisis de mejorar el funcionamiento de muchos mecanismos", dijo.

En cuanto al sistema establecido para administrar la ayuda de los países, opinó que será de gran utilidad el "sistema de codecisión" que va a permitir al Gobierno haitiano y al enviado de Naciones Unidas para Haití, Bill Clinton, "llevar adelante una labor de decisión conjunta" que será "una importante oportunidad de mejorar las cosas".

El embajador reconoce que la situación es muy complicada. "Hay un millón e de personas en la calle, todavía no ha habido un trabajo de desescombro masivo", pero ya no existe "el caos de los primeros momentos y hay una infraestructura mínima sobre la que se puede trabajar, pero no va a ser fácil", señaló.

"Creo que en estos momentos lo inmediato es la celebración de la conferencia de Santo Domingo del 2 de junio, en la cual España está muy implicada" y a la que la vicepresidenta del Gobierno español, Teresa Fernández de la Vega tiene previsto asistir.

Además, agregó, está a punto de finalizar la misión del buque de la Armada española Castilla en el país, y "tenemos que poner en pie toda nuestra estructura de cooperación, que ha seguido funcionando, pero que físicamente hay que alojar".

El embajador resaltó el "enorme trabajo" realizado tras la catástrofe por el ministerio de Asuntos Exteriores, la vicepresidenta primera, Teresa Fernández de la Vega, la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, y el secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, así como la embajada española en la República Dominicana.

"Se trabajo en unas condiciones muy difíciles, sin teléfonos móviles operativos, sin una residencia, durmiendo en el suelo durante 15 días y me gustaría que se conociera el trabajo que hicieron muchas personas anónimas".

Todos ellos trabajaron duramente para localizar a los españoles que habían desaparecido y después para encontrar los cuerpos de los fallecidos, entre quienes recordó especialmente a la funcionaria Pilar Juárez y a la Policía Rosa Crespo. "Lamento muchísimo su muerte", dijo.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook