LA VOZ LIBRE

La Comunidad de Madrid enseñará a menores infractores a educar a sus hijos

También se anuncia un plan para jóvenes agresivos con su pareja

LVL
2010-05-11 12:43:18

Madrid.- El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, presentó este martes en el Centro de Menores José de las Heras, un nuevo programa pionero sobre paternidad responsable, específico para menores infractores que tienen algún hijo, y un programa de intervención especializado en menores que muestran conductas violentas en su relación de pareja y que han cometido un delito en el ámbito de la violencia doméstica.

Durante su intervención, el consejero recordó que esta iniciativa, pionera en España, forma parte de la política que la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior está llevando a cabo para desarrollar programas específicos en la mayoría de sus centros, con el objetivo de dar respuesta al tratamiento de delitos concretos, así como permitir un abordaje más directo de la problemática que presentan estos menores.

El Centro José de las Heras tiene 17 plazas para varones, que cumplen medidas judiciales en régimen semiabierto y abierto, y cuenta con una sala de visitas infantil y un parque infantil donde poder desarrollar visitas o convivencias familiares supervisadas por el equipo educativo, para que los bebés o niños que visiten a sus padres encuentren un entorno lo más amable y cómodo posible.

PROGRAMA DE PATERNIDAD RESPONSABLE

Granados destacó que este proyecto supone un gran reto, ya que a las carencias habituales que se encuentran en los menores internos, tales como el desfase curricular, la falta de hábitos normativos, consumo de tóxicos, desarraigo, pertenencia a bandas o grupos violentos, hay que añadir la responsabilidad más importantes que tienen estos chicos, en concreto, la de cuidar y educar a su hijo.

“Enseñar a los menores a ser buenos padres supone tener que trabajar en todas las carencias detectadas a la par que en una formación enfocada hacia la paternidad responsable, que abarque desde el conocimiento psicológico del hijo, hasta cómo realizar trámites y gestiones administrativas o sanitarias”, añadió el consejero.

Así, al itinerario formativo previsto para cualquier menor (escuela o talleres prelaborales, programas de desarrollo personal o competencia social, formación obligatoria,…) hay que añadir un trabajo en grupo denominado Escuela de Padres, en el que se adquieren conocimientos relacionados con la paternidad, y una terapia individualizada con el psicólogo.

En el caso de estos menores el tratamiento deber ser individualizado al máximo, ya que, cada circunstancia requiere distintas formas de tratamiento. Así, podemos encontrar casos en los que sea necesario ahondar en la formación del menor para posibilitar una futura incorporación laboral con mayores garantías si se cuenta con soporte familiar y económico suficiente, o casos en los que sea preciso anticipar y facilitar la incorporación laboral para resolver las posibles dificultades económicas.

Asimismo, una dificultad generalizada en padres adolescentes es el no reconocimiento administrativo del menor, ya que no suelen darse casos de parejas adolescentes casadas o inscritas en el registro civil.

Este programa pionero se venía desarrollando hasta el momento, en chicas embarazadas o con hijos menores de tres años, en los centros El Madroño y Las Palmeras, donde a las internas se les facilita el desarrollo de una maternidad responsable, dándoles a conocer pautas para criar al niño dentro de la vida cotidiana. Asimismo, se forma a la madre sobre el desarrollo evolutivo del niño y las necesidades psicológicas y afectivas del mismo. Por otro lado, se trabaja con estas chicas en la preparación al parto, así como en la recuperación después del mismo, incluyendo un taller de estimulación para bebés y desarrollo del juego infantil.

Tratamiento de conductas violentas en el entorno de la pareja El programa de intervención con menores que muestran conductas violentas en la relación de pareja, ofrece una intervención especializada con menores de la Comunidad de Madrid sobre los que un juez ha impuesto una medida relacionada con la violencia en el entorno de la pareja.

Este programa viene a completar el trabajo específico de la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor con los menores cuyos delitos están asociados a la violencia en el contexto afectivo, que ya se inició de forma pionera en los casos de maltrato intrafamiliar en el centro El Laurel y cuyos resultados están siendo muy positivos.

La intervención en estos casos viene estructurada en tres ámbitos:una general, donde se aporten soluciones a las carencias educativas detectadas (consumo de tóxicos, estructuración del tiempo de ocio, desfase curricular, situaciones documentales,…); otra psicológica continua o psiquiátrica en los casos en los que así se requiera; y una grupal, para mejorar las habilidades de relación de los menores, la expresión de emociones, el autoconcepto, la empatía o la canalización de la frustración.

Granados incidió en que este programa va a contar con la supervisión y el asesoramiento de la Clínica Universitaria de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid, lo que garantiza que los programas de tratamiento que se van a utilizar vienen avalados por la experiencia desarrolladas por estas instituciones.

DESCENSO DE LA REINCIDENCIA

Por último, el consejero recordó que el 89% de los menores que cumplen alguna medida judicial en la Comunidad de Madrid no vuelve a reincidir, dato que mejora sustancialmente en el caso de delitos de maltrato familiar, donde tan sólo un 1% vuelve a delinquir tras la finalización de la medida.

La Comunidad de Madrid cuenta con 10 centros de Ejecución de Medidas Judiciales, algunos de ellos especializados por el tipo de delito. Así, el centro El Madroño, cuenta con 15 plazas, es de régimen cerrado y destinado a madres con niños menores de 3 años; en la misma situación pero para jóvenes con niños en régimen semiabierto está el centro de Las Palmeras que tiene 15 plazas; El Laurel, de 40 plazas, y destinado a menores que cumplen medidas por delito de violencia intrafamiliar; El centro Teresa de Calcuta tiene 218 plazas y desarrolla dos programas específicos: uno para menores con delitos sexuales y otro, para los que
cumplen medidas de internamiento terapéutico.

También está el centro Altamira con un programa específico para menores de entre 14 y 15 años, con medidas cautelares o firmes y que cuenta con 20 plazas; El Pinar I, con 24 plazas destinadas a menores en régimen semiabierto con edades comprendidas entre los 16 y los18 años; El Pinar II, con 26 plazas, cuenta con un programa terapéutico de deshabituación de drogas, destinado a los menores con medida de internamiento terapéutico; el Lavadero, de régimen semiabierto y con 70
plazas; y el Renasco para jóvenes en régimen semiabierto con edades comprendidas entre los 16 y los 18 años y que oferta 19 plazas.

En la actualidad, en la Comunidad de Madrid hay 1.503 menores cumpliendo medidas judiciales, de los cuales 330 están en régimen de internamiento.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook