lunes, 21 agosto 2017 | 
LA VOZ LIBRE

CHILE-TERREMOTO

El ministro de Defensa responsabiliza a Onemi por cancelar la alerta de tsunami

Efe
domingo, 16 de mayo de 2010, 17:53

Santiago de Chile.- El ministro chileno de Defensa, Jaime Ravinet, responsabilizó a la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) por cancelar la alerta de tsunami después del terremoto que el 27 de febrero pasado asoló el centro-sur de Chile.

En una entrevista publicada hoy en el diario El Mercurio, Ravinet admite el "error grave" del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA), que levantó la alerta de maremoto, aunque recalca que esa tarea recae en la Onemi y no en las Fuerzas Armadas.

"La Onemi era la responsable de dar la alarma de tsunami, con o sin SHOA. De acuerdo con sus instructivos, cualquier terremoto de 7,5 grados en la escala de Richter implica decretarla", sostuvo el ministro.

Ravinet calificó como "excelente" la labor de las Fuerzas Armadas durante la catástrofe, aunque reconoció que se produjeron "algunos errores y falencias o debilidades".

"Yo creo que lo más evidente de todo es el error de apreciación del SHOA al levantar la alerta de tsunami no obstante las recomendaciones que hacían los entes especializados de Estados Unidos en esta materia", dijo.

Sostuvo que éste fue un "error grave", aunque destacó que la Armada es "la única institución en Chile que ha hecho una investigación sumaria y que ha sancionado a quien ha estimado responsable".

La ex directora de la Onemi Carmen Fernández compareció el jueves pasado ante la comisión parlamentaria que investiga las fallas en el sistema de alerta tras el terremoto y posterior maremoto.

Fernández recalcó que la información que llegaba hasta el organismo la noche del terremoto era tan contradictoria que no le permitió tomar las decisiones más acertadas, por lo que responsabilizó al Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA) de esa situación.

Los diputados calificaron como débil la comparecencia de Fernández y señalaron que la ex responsable de la Onemi no contestó satisfactoriamente las preguntas que se le formularon.

El maremoto que siguió al terremoto provocó la muerte de 124 personas de las 521 que fallecieron en la catástrofe, lo que representa el 24% del total, según cifras oficiales del Registro Civil a las que accedió el diario El Mercurio.

Este sábado, el ministerio del Interior elevó a 521 la cifra de víctimas mortales identificadas y redujo a 56 la de desaparecidos.

El terremoto de 8,8 grados de magnitud Richter y el posterior maremoto causó también 800.000 damnificados y pérdidas por 30.000 millones de dólares.

 

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook