LA VOZ LIBRE

FESTIVAL CANNES

El último Godard, sin Godard, en Cannes y en internet

Efe
2010-05-17 16:37:00

Cannes (Francia).- El último filme de Jean-Luc Godard, "Film Socialisme", llegó hoy al Festival de Cannes con difusión simultánea en internet, dentro de la selección oficial y sin la presencia, cancelada, de unos de los padres de la "nouvelle vague".

El documental, signo de los tiempos, ya está disponible en la red, así que la exhibición en la sección "Una cierta mirada", prestigiosa pasarela paralela a la de los filmes que concurren a la Palma de Oro, fue accesible a más gente de la que cabía en la sala.

Nueva apuesta del franco-suizo por la innovación y la provocación, justo cuando se debate sobre la necesidad o no de reforzar la protección de los derechos de autor a través de internet.

Los internautas han podido antes del estreno de hoy ver el vídeo promocional de "Film Socialisme", pero a velocidad rápida y en unos pocos minutos.

La versión "extendida" del nuevo Godard (101 minutos) apenas levantó unos tímidos aplausos en su pase de prensa, aunque fueron pocos los que abandonaron la sala, probablemente un movimiento que casi se podría considerar sacrílego en este caso.

A falta de explicación del maestro de lo que sea su última apuesta formal, sus promotores aseguraron que "Film socialisme" -yuxtaposición de imágenes, voces, ruidos y con subtitulación parcial de lo que se escucha- es "una sinfonía en tres movimientos".

Se trata de una "sucesión de imágenes, con múltiples conversaciones, múltiples lenguas y múltiples pasajeros, la mayoría de ellos de vacaciones", según la "receta" de este ejercicio singular de Godard, a cincuenta años de su "À bout de souffle" (1960).

Imágenes de turistas en un crucero por el Mediterráneo que recala en Nápoles, Alejandría, Argel; conversaciones captadas furtivamente que hablan del oro del Banco de España transportado a Moscú durante la Guerra Civil española, "collage" de visiones "kitsch" de unas vacaciones baratas en un barco de bandera italiana.

Esa es la primera parte del "Film Socialisme", donde se habla frecuentemente de Europa, de su pasado, de su destino; de Oriente Medio y de las guerras del Viejo Continente -las pasadas, las remotas- y de interioridades políticas de la Francia contemporánea.

También hay animales: gatos que parece que hablan entre sí; una llama amarrada a un surtidor de biocombustible en algún lugar del sur y un asno, inmóvil, sobre el que hay un televisor y que espera, no sabemos qué, junto a un viejo que obviamente está en la otra orilla del Mediterráneo.

En la película hay un filósofo (Alain Badiou), un embajador de Palestina (Elias Sanbar), una cantante americana (Patti Smith), un antiguo criminal de guerra y un agente doble.

Las imágenes se entrecortan, se pisan unas a otras, lo mismo que las palabras, que se funden en textos en blanco, rojo y negro, que se escuchan en diferentes lenguas, sin que a veces sea posible seguir un discurso coherente.

El filme de Godard es el primero que el director presenta en selección oficial de Cannes desde "Notre musique", en 2004 y el Festival reveló que el autor precisó la sala de proyección que quería para su cinta (la denominada Debussy).

La vuelta al Festival de Godard coincide con el cincuenta aniversario del estreno de su "À bout de souffler", considerado un icono por excelencia de la modernidad.

Parece que con "Filme Socialisme" se repite la historia de diálogos misteriosos, intelectuales y vulgares, con una parecida apuesta por un montaje incoherente y lógico.

Las voces truncadas de Paco Ibáñez y de Joan Baez completan enfoques distorsionados, imágenes pixeladas y solarizadas, así como ángulos extremos e imágenes de archivo: rostros sumerios, ruinas griegas, retazos de "peplum" y de "Battleship Potemkin" (1925), entre otros clásicos del cine.

"À bout de souffle" se estrenó el 16 de marzo de 1960 y permaneció siete semanas en cartel, tiempo durante el que se acercó a las 260.000 entradas; cinco décadas después Cannes se asoma a esa nueva apuesta en la que coincide con aquel filme innovador en lo inhabitual de su lenguaje, alejado ciertamente de una aspiración de distribución comercial masiva.

Javier Alonso

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook