LA VOZ LIBRE

FESTIVAL CANNES

Ken Loach denuncia en Cannes la "ilegal" y "monstruosa" guerra de Irak

Efe
2010-05-21 19:20:00

Cannes (Francia).- El cineasta británico Ken Loach continúa fiel a su cine de denuncia y en este caso le toca a la "ilegal" y "monstruosa" guerra de Irak a través de "Route Irish", un filme presentado hoy en la competición de Cannes y que se centra en los mercenarios que actúan en el país con total impunidad.

Y que sirve a Loach como excusa para criticar duramente la guerra y la forma en que se puso en marcha, a partir de unas mentiras de los gobernantes de la época, que no han pagado por ello, señaló Loach en la rueda de prensa de presentación del filme.

Protagonizada por Mark Womack, un conocido actor de televisión que hace su debut en la gran pantalla, el filme cuenta cómo su personaje, Fergus, se enfrenta a la muerte de su mejor amigo, Frankie, mientras trabajaba como seguridad privada en Irak.

Fergus inicia una investigación que permite a Loach reconstruir el conflicto de Irak, especialmente cómo ha afectado a los iraquíes y cómo se oculta el lado más terrible del conflicto.

Y como siempre, Loach trata de buscar "la verdad en el personaje, en la situación" y se centra en el creciente proceso de privatización del ejército como ejemplo de lo que está ocurriendo en la sociedad actual.

"Se está privatizando todo hoy en día, las prisiones, los hospitales.... cualquier cosa de la que se pueda sacar dinero", lamentó el realizador en la rueda de prensa de presentación del filme.

En este caso, las empresas privadas que se ocupan de la seguridad de ciertas personalidades en Irak, un negocio creciente que opera en casi total impunidad, según explicó Loach.

Un aspecto de la guerra de Irak que le sirve al director de "Hidden agenda" (1990) o "Land and freedom" (1995) para hablar de un tema que le preocupa desde siempre y sobre el que llevaba tiempo queriendo hacer una película.

"La guerra de Irak y todo lo que le rodea era un asunto que quería tratar desde hace mucho tiempo" y la cuestión no estaba que si había que hacer el filme sino en cómo hacerlo.

Junto a su guionista habitual, Paul Laverty, buscaron una historia para hacer la película y la encontraron en los mercenarios que trabajan en Irak y, en concreto, en los que se dedican a proteger a quienes deben recorrer la llamada "Route Irish" (ruta irlandesa).

Una de las más peligrosas de Irak, que une el aeropuerto de Bagdad con la llamada "zona verde", un área fortificada de la ciudad y en la que estos mercenarios disparan antes de preguntar, aunque el objeto de esos disparos sea un niño.

La historia incluye escenas bastante violentas, como es el interrogatorio y tortura de uno de los sospechosos de la muerte de Frankie a manos de Fergus.

Una escena clave en el filme, según Loach, porque demuestra que bajo tortura se dicen las verdades que quiere oír el torturador, lo que demuestra que es muy difícil decir la verdad.

Tortura habitual en la guerra de Irak a pesar de que países como Estados Unidos o Gran Bretaña son firmantes de la Convención de la ONU contra la Tortura, recordó el realizador.

Al respecto, Laverty, que fue el más duro en sus declaraciones sobre la guerra iraquí, pidió que los responsables políticos de este conflicto, como el ex presidente de Estados Unidos George W. Bush, y el ex primer ministro británico Tony Blair, respondan ante la Justicia.

En su opinión, es el actual presidente estadounidense, Barack Obama, el que tiene la obligación legal de investigar y de hacer que los responsables paguen por los crímenes cometidos.

Laverty consideró que hay que seguir el ejemplo de Argentina, donde el año pasado aún se juzgó a uno de los responsables de las matanzas de la última dictadura, crímenes de hace 25 años.

Con este filme, Loach tratará de repetir el éxito que tuvo en Cannes en 2006, cuando ganó la Palma de Oro por "The Wind that Shakes the Barley".

Y, tras la película de Loach, tan sólo dos largometrajes más en la competición oficial de Cannes: la esperada y ya polémica en Rusia segunda parte de "Burnt by the sun", de Nikita Mijalkov, y la húngara "Szelid Teremtés. A Frankenstein Terv", de Kornél Mundruczo.

Alicia García de Francisco

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook