LA VOZ LIBRE

Julio Aparicio y su espeluznante cogida: "Todo ha ido bien", dicen los médicos

Tras seis horas de quirófano, en una operación muy laboriosa, "las esperanzas son muy buenas"

Efe
2010-05-22 09:58:31

Madrid.- El torero Julio Aparicio, herido este viernes "muy grave" en la plaza de Las Ventas con una cornada en el cuello, acaba de salir del quirófano, donde ha sido operado por segunda vez por espacio de casi seis horas, una intervención en la que, según los médicos, "todo ha ido bien, está fuera de peligro y consciente".

Los doctores han explicado a la familia que "la operación ha sido muy laboriosa, y aunque hay que esperar a ver cómo evoluciona en las próximas horas, las esperanzas son muy buenas".

Son palabras del mozo de espadas del torero, Francisco José García "Niño de Las Ventas", que ha estado todo este tiempo en la antesala del quirófano del Hospital Doce de Octubre de Madrid donde se ha llevado a cabo la operación.

García informó que "los médicos insisten en que no habrá secuelas importantes, ni tienen porqué presentarse situaciones críticas".

"Lo único, la recuperación, que será muy lenta, como ya nos avanzó el doctor Máximo García Padrós, que le había intervenido en primera instancia en la enfermería de la misma plaza de Las Ventas. Todo va ser cuestión de paciencia", insistió el mozo de espadas.

La cornada que sufrió Aparicio a la altura del cuello, le atravesó hasta asomarle el pitón por la boca, afectándole a la lengua, el paladar y el maxilar superior, "en una zona muy delicada, rompiéndole muchas 'piezas' muy pequeñas, en cuya reconstrucción han trabajado los médicos todo este tiempo", dijo "El Niño de Las Ventas".

"Pero lo importante es que después del drama lo contamos. El maestro descansa ya aparentemente. Dentro de cinco o seis horas sabremos más. Esperemos que sigan las buenas noticias. Poco a poco se avanzará, como han dicho los médicos", finalizó.

Una de las primeras incógnitas en despejar por parte de los médicos fue que, pese a la extrema gravedad, no hubo lesiones cerebrales, descartándose las mismas en un TAC y un escáner practicados tras la primera intervención en la plaza y antes de haber entrado por segunda vez a la mesa de operaciones.

El único parte facultativo que hay de Aparicio, facilitado tras la primera operación en la plaza, detalla que sufre una herida "en región submandilar con una trayectoria ascendente que penetra en cavidad bucal, atraviesa la lengua y alcanza el paladar, produciendo fractura del maxilar superior".

La cornada se produjo al perder el torero pie durante la faena de muleta al primer toro de la tarde, que hizo por él cuando estaba en el suelo, y alcanzándole de lleno con un pitonazo seco y certero.

Comentarios

Dice ser Anónimo
2010-05-22 15:17:24
El arte y la "curtura" de un pueblo del paleolítico que se obstina en mantener sus raíces,

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook