LA VOZ LIBRE

G8-CUMBRE

La disputa sobre el gasto público eclipsa el inicio del G8

Efe
2010-06-25 19:03:00

Toronto (Canadá).- Los países del G8 iniciaron hoy una reunión de dos días determinados a tratar temas de seguridad y prometer ayudas para la salud en África, intenciones que se vieron eclipsadas por sus disputas sobre la austeridad fiscal.

Cerca del mediodía, el primer ministro canadiense, Stephen Harper, dio la bienvenida a los líderes de Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia en un idílico paraje de Muskoka, al sur de Canadá, en un exclusivo complejo hotelero rodeado por bosques y lagos.

Sobre la mesa tienen la que ha sido bautizada como la "Iniciativa Muskoka", el proyecto de recabar nuevos recursos para terminar con la muerte innecesaria de millones de mujeres y de sus hijos en el parto, por falta de atención médica.

La ONU quiere movilizar unos 30.000 millones de dólares para este fin, y Canadá, que ha hecho propia la iniciativa, ha puesto sobre la mesa 2.850 millones para los próximos cinco años, con la intención de que otros países sigan su estela y también se comprometan.

Con este punto sobre la agenda, y otros de interés, como el cambio climático, la lucha contra el narcotráfico o las crisis de Irán y Corea del Norte, los mandatarios reunidos en Muskoka dieron una imagen de unidad tanto en el almuerzo de trabajo como en la posterior 'foto de familia' a orillas del Lago Península.

No obstante, antes de iniciar la reunión algunos de los líderes aludieron a las discrepancias que mantienen sobre la necesidad de mantener el gasto público para estimular la economía, como defiende EE.UU., o de reducir el déficit, como han hecho ya algunos países europeos.

De hecho, éste fue uno de los asuntos al que se refirió el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, cuando recibió a su par británico, David Cameron, a las puertas del complejo hotelero.

Harper felicitó a Cameron por el reciente recorte del gasto que ha aprobado en su país, al asegurar que las medidas adoptadas por Londres y otros gobiernos europeos, como España o Italia, "subrayan la verdadera consolidación presupuestaria" que Canadá quiere promover en la cumbre del G20 del fin de semana en Toronto.

"Apreciamos las decisiones difíciles y responsables que ha tomado a este respecto", dijo Harper, quien tiene previsto pedir a los países más endeudados que se comprometan a reducir a la mitad sus déficit en tres años.

Cameron respondió a Harper que la medida "es lo que había que hacer" para afrontar "los desequilibrios" que tienen.

Pero no todos los líderes piensan igual. El presidente estadounidense, Barack Obama, envió el sábado una carta previa a la cumbre a sus homólogos del G20, en la que advertía del peligro de retirar los estímulos fiscales de manera precipitada, porque podría abortar la recuperación económica.

Sin embargo, Harper envió de forma paralela su propia carta urgiendo a los países a reducir los déficit.

Obama también pidió en la misiva a los países exportadores, como China, Alemania y Japón, que tomen medidas para lograr que su crecimiento se asiente más en la demanda interna, y menos en la exterior.

Estos países, no obstante, no acaban de compartir la opinión de EE.UU., pues no ven la necesidad de ayudar al crecimiento mundial, y también de EE.UU., aumentando sus importaciones, cuando Washington está pidiendo a sus propios ciudadanos que ahorren más, y gasten menos.

"El éxito exportador de Alemania refleja su alta competitividad y la fuerte capacidad innovadora de nuestras compañías. Reducir artificialmente la competitividad de Alemania no es de utilidad para nadie", dijo la canciller alemana, Angela Merkel, en una entrevista publicada recientemente en el Wall Street Journal.

Hoy, Merkel volvió a insistir en el tema, al asegurar que tanto su país como la Unión Europea consideran que "ha llegado el momento" de reducir los déficit.

Esta es la primera ocasión en que se celebra un G8 previo a una cumbre del G20, el grupo que integra no solo a los países ricos, sino también a importantes naciones en vías de desarrollo, entre ellos Brasil, México y Argentina.

En la cumbre, Canadá ha incluido por primera vez en la historia del grupo una sesión en la que participarán tres países del continente americano, Colombia, Haití y Jamaica, para conocer de primera mano los problemas que las organizaciones criminales suponen a los países latinoamericanos y caribeños.

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, que llegó ayer a Toronto, tiene previsto dirigirse hoy al G8 para hablar de los avances que ha logrado su país en el combate del terrorismo y el narcotráfico y para pedir el apoyo de los Gobiernos occidentales para luchar contra las organizaciones criminales.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook