Monday, 25 September 2017 | 
LA VOZ LIBRE

Cataluña ante el desafío secesionista

La placa de la Constitución española de 1837 'molesta' en el Ayuntamiento de Barcelona

El alcalde de la ciudad Condal, Xavier Trias, retira la pieza para cambiarla por un escudo de la ciudad y la inscripción 'Ajuntament de Barcelona'

Javier Sánchez
Wednesday, 14 de August de 2013, 10:44

Barcelona.- A pesar de la crisis que se vive prácticamente en todos los lugares de España, en Barcelona se les ha ocurrido la idea de 'invertir' el tiempo y el dinero en quitar del Ayuntamiento de la ciudad Condal un emblema como es la placa de la Constitución de 1837 que ha durado 173 años en la fachada del Consistorio, situado en la plaza de Sant Jaume.

Se trata a toda luces de un nuevo acto separatista del alcalde de Barcelona, Xavier Trias, en la que ya trabajan varios operarios municipales para retirar esta pieza, que fue colocada en 1840 sobre el balcón principal cuando se inauguraba lo que antes se llamaba, de hecho, plaza de la Constitución. El objetivo es cambiarla por un escudo de la ciudad y la inscripción 'Ajuntament de Barcelona'

La retirada de la placa de la Constitución de 1837, que ha sobrevivido a muchos regímenes políticos, se ha iniciado sin previo aviso, provocando el descontento y la queja del líder municipal del PP, Alberto Fernández Díaz, quien considera la retirada como "precipitada" y "una muestra más de las alucinaciones soberanistas del alcalde Xavier Trias", además de un gasto "innecesario"

Por su parte, la decisión municipal se justifica en un ruego que fue presentado por el grupo de Unidad para Cataluña (Jordi Portabella y Joan Laporta) en el año 2012. Según la versión de los solicitantes, la razón sería la de acabar con una duplicidad de nombres de la plaza presidida por las sedes del Ayuntamiento y de la Generalitat.  A pesar de este razonamiento, difícilmente se puede entender el hecho de retirar la placa sin hacerlo desde un punto de vista político debido a las últimas consideraciones independentistas que se vive en Cataluña en los últimos tiempos. 

Según comentó Jordi Portabella, la pieza que conmemora la Constitución de 1837 es una "reliquia" de poco interés cultural considerándola, además, como "restrictiva y con efectos nefastos para Barcelona".

> En la imagen, obras en el Ayuntamiento de Barcelona para la retirada de la palaca que conmemoraba a la Contitución de 1837 

Noticias relacionadas

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook