LA VOZ LIBRE

Un edil de Godella aboga por no mezclar la muerte de un hombre en el toro embolado con el debate sobre la prohibición

Europa Press
2010-08-02 15:07:38
Vecinos del municipio se muestran contrarios a eliminar este tipo de festejos tradicionales aunque piden mayor control GODELLA (VALENCIA) El Ayuntamiento de Godella (Valencia) --donde ha fallecido un hombre de 46 años al ser empitonado en el cuello por un toro embolado-- apuesta por tomar una decisión sobre si se suspende el programa de festejos taurinos "en base al ámbito local" y no por el debate que se ha generado en España a raíz de la prohibición de las corridas de toros en Cataluña a partir de 2012. "Intentaremos decidir en base a nuestro ámbito y no a lo que se está pensando a nivel general porque no creo que sea lo más conveniente mezclar un tema municipal con este contexto en el Estado español", ha añadido. Así lo ha asegurado el concejal de Servicios Municipales, Hermenegildo Estellés, que ha recordado que esta tarde representantes de la corporación municipal y de la peña taurina mantendrán una reunión para decidir qué se hace con los dos festejos taurinos que restan. El debate está abierto, si bien muchos vecinos de Godella están en contra de la prohibición de este tipo de festejos, ya que dicen que están "muy arraigados" en la Comunitat y en el pueblo, si bien sí reclaman un mayor control. En este sentido, un vecino de la población, Juan Carlos, ha remarcado ser defensor de las corridas de toros y de los 'bous al carrer' "porque son tradiciones y contra ellas no se debe luchar". Tras el siniestro de ayer, y "con toda la polémica que hay, imagino que habrá grupos a favor y en contra, y los que están en contra tendrán más puntos a favor, aunque esto es una decisión gubernamental", ha opinado. José Manuel, otro vecino del municipio, también está en contra de las prohibiciones. "Es una tradición y a la gente le gusta; está claro que es muy peligroso porque son animales, pero si vas con cuidado y en buenas condiciones no tiene por qué pasar nada", manifestó. Por su parte, Alexandre tampoco prohibiría este tipo de festejos, si bien sí controlaría "los accesos y la gente que participa en ellos, porque es una actividad peligrosa". De una opinión similar es Carolina, quien afirma que accidentes como los de ayer "los ha habido toda la vida". "Lo que hay que tener en cuenta es si se pueden evitar controlando a la gente que entra en el ruedo, porque en algunos casos se ha visto que iban bebidos o no estaban preparados", comenta. Esta mujer cree que tras la muerte de ayer, aquellos que anteriormente estaban en contra de los toros seguirán estándolo y los que estaban a favor también mantendrán su postura. En cualquier caso ella se muestra contraria a la prohibición. "Si no me gusta una cosa, no la veo y punto", ha señalado. Carolina asegura que nunca se va a meter dentro del ruedo ni irá a ver los festejos, porque no le van, pero no le parece que supriman esta tradición "porque ha habido toda la vida". A Joaquín Soriano, por su parte, tampoco le gustan los toros, pero sabe que hay gente que sí disfruta y "se divierte" con ellos, por lo que no ve con buenos ojos su prohibición. "Aunque a mí no me gusten, habrá gente a la que sí le guste", ha aseverado. Los hechos sucedieron en la madrugada de este domingo al ser empitonado en el cuello por un toro 'embolao' en Godella (Valencia) un hombre de 46 años, cuando participaba en los festejos taurinos que se celebran en el municipio. Se da la circunstancia de que la víctima había sido amonestada varias veces por los organizadores del evento, porque manifestaba un comportamiento "errático" que podría deberse a que estaba bajo los efectos del alcohol. Al respecto, el secretario de la peña taurina organizadora del festejo, Eduardo Galindo, ha señalado que se encuentran "mal, porque no se puede olvidar que ha ocurrido una desgracia". "El hombre cometió una imprudencia, pero las consecuencias han sido fatales y estamos mal", ha reconocido a Europa Press Televisión. "CONDUCTA IMPRUDENTE" Este joven relata que a la víctima se le había avisado en varias ocasiones para que abandonara el recinto "por una conducta imprudente o irresponsable", pero el hombre volvió a entrar y fue cogido a los cinco minutos de embolar al segundo toro. "La gente a veces no es consciente de los riesgos que conlleva participar en un acto taurino de estas características. Intentar refugiarse tras una señal de tráfico de un animal de 400 ó 500 kilos indica que el hombre no ha valorado bien los riesgos que conlleva ponerse delante de un toro", ha señalado. El toro tiró por el aire a la víctima y lo empitonó en el suelo, tras lo que fue llevado a la posta sanitaria donde sus efectivos, sin embargo, no pudieron hacer nada por salvarle la vida. Las medidas de seguridad, según ha explicado el jefe de la Policía Local, Eduardo Padilla, "se cumplían todas".

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook