LA VOZ LIBRE

Tampoco en función de la duración del tratamiento

Desvinculan los fármacos para la osteoporosis y el cáncer de esófago

Europa Press
2010-08-11 11:13:12
MADRID Los bifosfonatos orales, usados para prevenir la pérdida de masa ósea en pacientes con osteoporosis, no elevan el riesgo de sufrir un cáncer de estómago o esófago, según los resultados del análisis de los datos médicos de un total de 80.000 pacientes de Reino Unido que tomaban estos fármacos. Este trabajo, realizado por investigadores de la Queen's University de Belfast, en Reino Unido, se publica este miércoles en 'JAMA'. Los bifosfonatos son fármacos que se usan sobre todo para prevenir o tratar la osteoporosis, especialmente en mujeres postmenopaúsicas. Su consumo ha aumentado drásticamente en los últimos años entre los pacientes de Estados Unidos y otros países occidentales. En la actualidad, según detalla este artículo, son prescritos a las mujeres de mayor edad. Sin embargo, varios trabajos han sugerido que podrían existir vínculos entre estos medicamentos y el cáncer de estómago y esófago. Según sus autores, "la esofagitis, o inflamación del esófago, es un efecto adverso conocido del uso de los bifosfonatos y diversos trabajos recientes han sugerido que podría existir un vínculo entre el uso de bifosfonatos y el cáncer de esófago". "Sin embargo --apuntan-- esto no ha sido aún investigado en profundidad. Para determinar si los bifosfonatos aumentan el riesgo de cáncer de esófago se necesitan estudios grandes con sus apropiados grupos de comparación, un seguimiento adecuado, una descripción precisa de la exposición a los bifosfonatos e información sobre los factores de confusión relevantes". El equipo liderado por Chris R. Cardwell, de la Queen's University de Belfast, investigó la asociación entre los bifosfonatos y el cáncer de esófago extrayendo datos de pacientes tratados con estos fármacos de la Base de Datos General de Investigación Práctica de Reino Unido y de un grupo de pacientes no tratados con bifosfonatos (grupo de control), entre enero de 1996 y diciembre del año 2006. El tiempo medio de seguimiento fue de 4,5 y de 4,4 años en el grupo tratado con bifosfonato y el de control, respectivamente. Tras excluir a los pacientes con menos de 6 meses de seguimiento, se crearon dos grupos de 41.826 miembros cada uno, de los cuales el 81 por ciento eran mujeres, con una edad media de 70 años. Se constataron 116 cánceres de esófago o estómago (79 esofágicos) en el grupo de pacientes tratados con bifosfonato y 115 (72 esofágicos) en los individuos del grupo de control. El análisis de la incidencia de estos cánceres en ambos grupos no halló diferencias en el riesgo de sufrir cáncer esofágico y gástrico combinados entre las cohortes para cualquier uso del bifosfonato o riesgo de sufrir sólo un cáncer de esófago. Tampoco se encontraron diferencias en el riesgo de cáncer esofágico o gástrico en función de la duración del tratamiento.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook