LA VOZ LIBRE

TENIS-ABIERTO EEUU

Wozniacki, traba final al reencuentro de Clijsters con la gloria

Efe
2009-09-13 06:03:00

Nueva York.- La danesa Caroline Wozniacki, que en Flushing Meadows ha encontrado el punto más alto de su proyección, es la traba final con la que se topará la belga Kim Clijsters, otrora número uno del mundo, que en su reencuentro con la competición se ha acomodado a orillas del gran éxito.

Da la sensación de que Clijsters nunca se fue. Dos años atrás, cuando aún batallaba por las alturas del circuito optó por colgar la raqueta para centrar su vida en la familia, nada hacía pensar ni en un retorno ni más aún en una vuelta llena de esplendor.

Clijsters ha rentabilizado al máximo la invitación directa que le proporcionó, dado su currículo, la organización del Abierto de Estados Unidos. La exprimirá hasta el final.

La tenista belga, sin ránking determinado dado su prematuro retorno, hace sólo dos meses, tenía proyectado afrontar con firmeza su vuelta a partir del próximo año. Los torneos de Cincinnati, donde llegó a cuartos y Toronto, a tercera ronda, así lo desvelaron. Incluso el Abierto de Estados Unidos formó parte de su "situación experimental".

Pero poco a poco Clijsters ha ampliado sus perspectivas. Una tras otra ha tumbado a jugadoras como la ucraniana Vikoriya Kutuzova, la francesa Marion Bartoli, su compatriota Kristen Flipkens y, especialmente, la estadounidense Venus Williams y la china Na Li. Pero sobre todo, a la vigente campeona, Serena, a la que ventiló en dos sets.

Nunca ha jugado con Wozniacki, cuya irrupción coincide con el tiempo en blanco, de retiro, disfrutado por la belga, que aspira en Nueva York a conquistar el segundo Grand Slam de su carrera. Los 'major' formaron parte de su frustración competitiva. Disputó cinco finales pero sólo ganó uno. El de Estados Unidos en el 2005. Entretanto se dejó otra de Flushing Meadows y dos en Roland Garros.

No le ha dado para tanto a la única danesa, tanto en la competición masculina como femenina, durante estos dos años. Pero sí lo suficiente para hacerse respetar en el ránking. Aún lejos, por palmarés y juego, del nivel que exigen las alturas, su progresión advierte nuevas presencias suyas para el futuro. Acumula seis títulos. Ninguno especialmente lustroso -Ponte Vredra Beach, Eastbourne y New Haven, este año junto a los de Estocolmo, New Haven y Tokio en el pasado- además de alcanzar la final en Memphis, Charleston, Madrid y Bastad.

Nunca fue más allá de octavos en un Grand Slam, la jugadora que terminó con el sueño americano al eliminar a la estadounidense Melanie Oudin. Antes, acrecentó su moral con la victoria sobre una de las favoritas, Svetlana Kuznetsova. Ha rentabilizado la inestabilidad de la parte alta del cuadro, con las favoritas dimitidas con precipitación. Y está ante su primer gran momento.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook