LA VOZ LIBRE

en Yemen

El CICR alerta de que las condiciones climáticas empeorarán la situación de los desplazados

Europa Press
2010-08-12 14:56:42
GINEBRA El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha alertado este jueves de que las malas condiciones climáticas en Yemen empeorarán la situación de los desplazados y de los residentes que ya se veían afectados por la última serie de enfrentamientos en el norte, a pesar de que en febrero los rebeldes decidieran mantener un alto el fuego de manera unilateral. A mediados del pasado mes de julio, se registraron intensos enfrentamientos en la zona de Harf Sufyan, en norte de la gobernación de Amran (noroeste). Desde entonces, ha habido actos de violencia esporádicos, que se suman a una difícil situación humanitaria debido a las inclemencias del tiempo, advierte la organización en un comunicado. "Toda la población de Yemen está atravesando momentos muy duros, pero sobre todo las comunidades del norte, afectadas por los enfrentamientos que se produjeron en febrero de 2010. Particularmente los que perdieron todo, que cada vez dependen más de la ayuda externa que puedan conseguir", alertó el jefe de la delegación del CICR en Yemen, Jean Nicolas Marti. "Muchas personas se encuentran en un estado de indigencia, ya que han tenido que huir de sus hogares a causa de los enfrentamientos. No pueden regresar y luchan por sobrevivir como pueden", señaló Marti. "Las fuertes precipitaciones, los vientos intensos y otras condiciones climáticas extremas agravan las condiciones de vida de las personas que se han quedado sin una vivienda digna", añadió Marti. A lo largo del pasado mes, las lluvias provocaron inundaciones esporádicas en el este y el norte del país, por lo que algunas carreteras han quedado intransitables y comunidades enteras ahora están aisladas, explica el comunicado. El CICR ha estado trabajando en el norte del país desde 2004. La organización, en estrecha colaboración con la Media Luna Roja de Yemen, se esfuerza en aliviar el sufrimiento de decenas de miles de personas afectadas por los diferentes conflictos armados. "El CICR y la Media Luna Roja de Yemen hacen todo lo que está a su alcance para que las condiciones de vida en los campamentos donde se alojan los desplazados internos, así como en otros lugares, sean al menos soportables", añadió. El año pasado ambas organizaciones distribuyeron alimentos y agua, brindaron refugio y atención médica básica a por lo menos 150.000 personas desplazadas y residentes en las gobernaciones de Saada y Amran, en el norte del país. La organización también ha ampliado sus actividades a otras zonas del país, como en la ciudad de Aden, en el sur, y en la gobernación de Lahj, en la que con los proyectos de abastecimiento de agua potable llegarán a 14.000 personas. Según las autoridades yemeníes, los precios de los productos básicos, como azúcar, arroz, carne y hortalizas, se han disparado. Muchos comercios han decidido cerrar debido a que mucha gente no puede pagar esos precios, y como consecuencia, es cada vez más difícil para la gente satisfacer sus necesidades básicas. AYUDA DE PRIMERA NECESIDAD El CICR y la Media Luna Roja de Yemen han realizado actividades para ayudar a muchas de las personas que no pueden regresar a sus hogar por la situación de conflicto permanente. Ambas organizaciones comenzaron la distribución de raciones de alimentos suficientes para un mes entre más de 17.000 personas en los distritos de Sahar y Al Safra, en la gobernación de Saada y en la zona de Damaj. También reciben esta ayuda 6.500 personas desplazadas que están viviendo en campamentos de la ciudad de Saada y otras 200 que están alojadas en un campamento de la ciudad de Amran. A más de 2.500 personas de la ciudad de Saada, se les ha proporcionado mantas, colchones, baterías de cocina y otros artículos domésticos de primera necesidad. El CICR y la Media Luna Roja finalizaron el mes pasado la construcción de dos redes rurales de suministro de agua para las más de 1.500 personas que han vuelto a ciudades de la gobernación de Sadá. Unos 450.000 litros diarios de agua fueron entregados a 75 fuentes de abastecimiento y combustible suficiente para alimentar la red de suministro de agua de toda la ciudad de Saada. Unas 120.000 personas afectadas por el conflicto en Saada, incluidas 10.600 desplazados, ven satisfechas sus necesidades gracias a la reparación de dos pozos de la ciudad, llevada a cabo por el CIRC, señala el comunicado de la organización. Las ciudades de Saada y Amran también han visto mejorar su acceso a la atención médica después de que el CICR reparó el centro de atención médica de Media Luna Roja de Yemen y el hospital estatal en Houth. Además, la organización entregó el mes pasado al nuevo centro médico de la Media Luna Roja de Yemen en Saada insumos desechables, como comprimidos, antibióticos, inyectables, jarabes para niños y líquidos intravenosos suficientes para unos cuatro meses. Incluso se organizaron cursos de formadores de primeros auxilios que hizo posible que 58 voluntarios de 13 filiales de la Media Luna Roja de Yemen ahora podrán formar a otros voluntarios para que puedan responder en forma eficaz en caso de enfrentamientos armados, catástrofes naturales u otras emergencias, indica el comunicado de la organización.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook