LA VOZ LIBRE

El Ejército expulsa al general retirado y héroe nacional Sarath Fonseka

Europa Press
2010-08-13 13:42:12
MADRID El general ceilandés retirado Sarath Fonseka ha sido licenciado con deshonor y despojado de sus galones este viernes por un tribunal militar de Sri Lanka tras ser declarado culpable de participar en la política del país cuando aún era jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, según informaron fuentes militares a la cadena británica BBC. Fonseka, de 59 años, abandonó las filas el pasado mes de noviembre para comparecer como candidato presidencial en los comicios de enero de este año frente a su antiguo aliado, el presidente Mahinda Rajapaksa, que finalmente revalidó su mandato con una contundente victoria frente al general, que fue inmediatamente detenido. Fonseka fue pieza instrumental en la ofensiva final de las fuerzas militares de Sri Lanka contra los rebeldes Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE), levantados en armas contra el Ejército ceilandés desde hacía 26 años en uno de los conflictos más sangrientos de la historia reciente. La sentencia del tribunal queda pendiente de ratificación con la firma del propio presidente Rajapaksa, mientras Fonseka permanecerá detenido --no en la cárcel pero sí bajo escolta militar constante-- a la espera de otro juicio militar y otros tres procesos civiles en los que se investiga su presunta implicación en política, así como los cargos de corrupción de los que se le acusa. Sus simpatizantes defienden que está siendo acusado injustamente por motivos políticos. El año pasado, el índice de popularidad de Fonseka se disparó entre la población de etnia cingalesa, la mayoritaria, tras orquestar la operación final contra los rebeldes tamiles, momento que aprovechó el general para intentar arrebatar el poder a Rajapaksa como parlamentario de la opositora Alianza Nacional Democrática (DNA). LOS CARGOS Fonseka fue arrestado en febrero acusado de estar conspirando para realizar un golpe de Estado contra el Gobierno. También se le acusa de gestionar de forma irregular los recursos del Ejército durante el tiempo en que encabezó esta institución. Las protestas callejeras y las huelgas que sucedieron a la detención de Fonseka el pasado febrero se extendieron por toda la isla y sembraron la incertidumbre en la economía ceilandesa, que se espera que crezca un 6 por ciento este año. Los aliados políticos de Fonseka han protestado desde el primer momento contra el hecho de que el mandatario ceilandés, que ya no pertenece al Ejército, sea juzgado por sus presuntos delitos un tribunal militar. "El arresto y la detención de Fonseka son ilegales en la medida en que él ya no está bajo la jurisdicción militar", afirmó Somawansa Amarasinghe, líder del partido marxista Janatha Vimukthi Peremuna (JVP). Por su parte, el portavoz del Ejército ceilandés declinó hacer ningún comentario sobre el asunto. Fonseka y Rajapaksa trabajaron juntos durante 25 años contra la guerrilla rebelde de los Tigres, que durante décadas controlaron amplias zonas del norte de Sri Lanka pero que depusieron las armas el año pasado.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook