LA VOZ LIBRE

Un vecino rescata a dos personas de morir ahogadas en Córdoba

Europa Press
2010-08-17 17:21:47
AGUILAR DE LA FRONTERA (CÓRDOBA) Un vecino de Aguilar de la Frontera (Córdoba) que rescató este lunes a dos personas residentes en el municipio que fueron arrastradas por la riada causada por las intensas precipitaciones caídas en la provincia, aseguró que pasó "mucho miedo" y que temió por sus vidas. En declaraciones a Europa Press Televisión, este vecino, Joaquín López, explicó cómo un joven "sobre las 23.30 horas" fue arrastrado por la riada "desde unos 150 metros aproximadamente" hasta que "se empotró en una valla de hierro". En ese momento empezó a escuchar desde su vivienda los gritos del joven pidiendo auxilio. "Llevaba un rato lloviendo cuando escuché gritos de ¡socorro, socorro! Sálvame Joaquín", señaló. Él, "sin pensarlo", se lanzó a por el joven. "No se veía nada porque con la tormenta se había ido la luz y a simple vista no lo reconocí pero le di ánimos para que no se asustara porque estaba muy asustado", relató. En este sentido, manifestó que pudo llegar hasta él y le sacó "los pies de la valla" donde se había quedado enganchado y juntos fueron con esfuerzo "calle abajo, unos siete o 10 metros, hasta un muro a esperar a que pasara la tormenta". "Nos quedamos encima del muro hasta que a la media hora pasó otra muchacha gritando y llorando: ¡socorro que me ahogo!, por lo que me lancé también a por ella", afirmó. "NO ME DEJES SOLO QUE ME MUERO" Este vecino recordó que como pudo, y tras ser arrastrado de nuevo "unos cuatro o cinco metros" por la riada, agarró a la joven "de la camiseta" mientras le decía que asiera su mano para que ambos quedaran sujetos en una valla próxima que tuvo que cortar con sus "propias manos" para poder dejar a la chica sin correr peligro. "Mientras, dijo, el muchacho llorando decía: no me dejes solo que me muero", porque "temblaba del frío" y con la fuerza de la riada temía que se cayera del muro. Asimismo, indicó que finalmente pudieron sentarse los tres encima del muro "y durante tres horas" permanecieron allí esperando a que pasara la tormenta. Al hilo, añadió que una vez que dejó de llover, --"aunque la riada aún tenía mucha fuerza"-- "bajó la presión del agua" los tres "poquito a poco" pudieron llegar a un taller próximo al lugar donde se encontraban. Así las cosas, este vecino que hacía un esfuerzo por aguantar la emoción tras los hechos vividos, aseguró que pasó "mucho miedo" y temió por su vida "y por la de ellos". "Yo dejaba a mi mujer e hijos desesperados en casa sin saber nada de mí porque no se veía nada", matizó, a lo que sumó que una vez que entraron en el taller, "a voces" pudo decirle a su mujer que los tres se encontraban "bien". En esta línea, apuntó que en ese momento su mujer empezó "desde la ventana con una linterna" a hacer señales a los bomberos que ya habían acudido al lugar de la riada hasta que los rescataron a todos. Casi "sin palabras", Joaquín aseveró que pasó "momentos durísimos". "Esto es impresionante, muy fuerte", garantizó. "MIEDO E IMPOTENCIA" ENTRE LOS VECINOS Por su parte, otra vecina del municipio, Paula Fernández, visiblemente afectada, comentó que la tormenta fue "muy grande" y que "todo era un desastre". De hecho, declaró que "los coches iban rodando sin saber si llevaban personas dentro", al tiempo que añadió que pasó "mucho miedo, muchos nervios y mucha impotencia de ver que no se podía salir a socorrerlos". Además, recordó cómo "dos muchachos" iban "rodando carretera abajo sin poder parar hasta que se agarraron a una viga". "Fueron momentos malísimos, nunca en mis 55 años he vivido una tormenta como esta. Esto era demasiado", atestiguó. Por último, otro residente en la localidad, Juan Espinosa, insistió en que fueron "momentos muy trágicos y difíciles, de mucho agobio" porque, como dijo, "empezó a llover sobre las 20.30 horas y no paró hasta las 05.00 horas" por lo que calculó que pudieron haber caído unos "200 litros por metro cuadrado". "Esto era un mar con coches amontonados. Esta tragedia nunca se ha vivido aquí", concluyó.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook