LA VOZ LIBRE

Un estudio en EEUU cuestiona a las farmacéuticas

La inmensa mayoría de nuevos fármacos ofrecen "pocos" o "ningún" beneficio adicional

Europa Press
2010-08-18 11:22:32
MADRID En torno al 85 por ciento de los nuevos fármacos que salen al mercado en el mundo ofrecen "pocos" o "ningún" beneficio adicional para el paciente, según afirman las conclusiones de un análisis realizado por un equipo de sociólogos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva Jersey (Estados Unidos). La investigación, presentada en la 105 Reunión Anual de la Asociación Americana de Sociología que se celebra estos días en Atlanta, asevera que la industria farmacéutica intenta "venderle la moto" a los consumidores en un mercado en el que el vendedor sabe mucho más que el comprador acerca del producto y puede beneficiarse de la venta de fármacos menos efectivos y menos seguros de lo que los pacientes pudieran creer Además de este dato, para el director del estudio, el profesor Donald Light, existen dos razones para afirmar que la industria farmacéutica vende "motos" a sus clientes: "se sirven de terceras empresas para llevar a cabo los estudios, lo que les proporciona un 'cortafuego' legal detrás del cual puede ocultarse información sobre efectos secundarios y efectividad; y los baremos de efectividad exigidos por las agencias controladoras para la comercialización de nuevos fármacos es muy bajo". En este sentido, Light argumenta que los extensos estudios para probar la eficacia y la seguridad de cada nuevo medicamento son superados porque las farmacéuticas "hunden a la agencia reguladora" con datos de estudios incompletos, parciales y sesgados. Por ejemplo, cita este sociólogo estadounidense, en un estudio en el que el nuevo fármaco optaba a la aprobación de 111 indicaciones finales, el 42 por ciento de los usos carecía de datos solventes; el 40 por ciento había cometido errores con las dosificaciones; el 39 carecía de pruebas de su eficacia clínica; y el 49 por ciento había dado indicios de posibles efectos secundarios graves. "Esto prueba --asegura Light-- que en ocasiones la industria farmacéutica oculta o minimiza la información sobre los efectos secundarios graves de sus nuevos fármacos y exagera sus beneficios". "De hecho --continua-- las farmacéuticas gastan de dos a tres veces más dinero en el márketing que en la investigación para convencer a los médicos de que prescriban sus nuevas medicinas". De este modo, "la industria le 'vende la moto' al doctor, y el doctor se la vende al paciente", explica. Como solución, este experto propone "algunos cambios que garanticen la calidad de los estudios y evidencia los riesgos y los beneficios reales de los nuevos fármacos". Así, afirma, "podrá aumentar el porcentaje de nuevos medicamentos que son realmente beneficiosos para los pacientes".

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook