LA VOZ LIBRE

Fellecido el martes

Numerosas personalidades acuden a la capilla ardiente de Cossiga

Europa Press
2010-08-18 12:25:45
ROMA Numerosas personalidades del mundo de la política italiana así como ciudadanos de a pie desfilaron desde primera hora de la mañana por la capilla ardiente del ex presidente de la República Francesco Cossiga, fallecido el martes a los 82 años en el Policlínico Gemelli de Roma. El primero en llegar hasta allí, antes de la apertura oficial, fue el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, que se reunió con la familia del histórico político democristiano y trasladó un mensaje de condolencias del Papa Benedicto XVI. Bertone se ha arrodillado ante el féretro, ha rezado durante unos minutos y tras bendecir el cuerpo de Cossiga se ha marchado. Según informan los medios locales, el cardenal Bertone explicó a la familia Cossiga que él y el Papa oficiaron una misa en honor del también ex primer ministro. "El Papa lo recuerda como un querido amigo", explicó a los familiares del difunto, al que definió como "un estadista de espiritualidad cristiana" y un "ferviente católico". El Papa ha enviado telegramas de condolencias tanto a la familia de Cossiga como al presidente de la República, Giorgio Napolitano. En el primero de ellos, el Pontífice recuerda "con afecto y gratitud a este ilustre hombre católico de Estado, insigne estudioso del derecho y de la espiritualidad cristiana". La capilla ardiente abrió finalmente a las 9:20 horas y no a las 10:00 como estaba previsto, ya que desde primera hora se habían congregado numerosos ciudadanos. Pocos minutos antes de su apertura llegaron hasta allí los hijos de Cossiga, Giuseppe y Anna Maria, así como el subsecretario de presidencia del Gobierno, Gianni Letta. Una de las primeras personalidades en llegar fue el presidente de la República, Giorgio Napolitano, y a continuación lo hicieron los presidentes de la Cámara de Representantes, Gianfranco Fini, y del Senado, Renato Schifani. A los tres, así como al primer ministro, Silvio Berlusconi, les había dejado Cossiga una carta de despedida. En una de estas misivas, Cossiga había dejado claro que no quería funerales de Estado. "En mi testamento he dispuesto que mis funerales tengan un carácter completamente privado, excluyendo cualquier honra pública y sin la participación de ninguna autoridad", explica en la carta remitida a Schifani. Su funeral tendrá lugar el jueves en la iglesia de San José, en Sassari, Cerdeña, su localidad natal, y será de carácter privado.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook