LA VOZ LIBRE

Cristiano Ronaldo acelera: dos goles de falta en su estreno en la Champions

El portugués se exhibió con un juego dinámico, vertical y repleto de filigranas

LVL / Efe
2009-09-16 10:25:04

Madrid.- Cristiano Ronaldo completó su mejor partido con el Real Madrid, exhibiéndose con dos goles a balón parado y asumiendo el peso del juego ofensivo, en un encuentro en el que el conjunto madridista mostró dos caras, la arrolladora y la plagada de dudas en minutos evitables de sufrimiento ante el Zúrich. Al final, los blancos golearon 2-5.

Inició el camino el Real Madrid hacia el sueño de la 'décima' con mayoría de minutos de autoridad, pero cometiendo un error de confianza con todo a favor que pudo costar caro. Coincidió con la lesión de Xabi Alonso, con dos errores defensivos que costaron dos tantos, hasta que Cristiano Ronaldo salió al rescate.

Apostó de inicio Manuel Pellegrini por Royston Drenthe y Gonzalo Higuaín como sorpresas de un once que confirma las rotaciones. El chileno mide esfuerzos de su plantilla con éxito. Contando partidos por victorias. Encajando piezas y encontrando el juego que desea. Toque y pegada, como mostró el Real Madrid en Zúrich.

El estreno en Liga de Campeones del FC Zúrich, un equipo que sueña con rememorar viejos tiempos, no pudo ser más complicado de inicio. Inferior, perdió su estilo de toque y hasta comenzó recurriendo al juego violento para intentar frenar a Kaká y Cristiano Ronaldo. Sin éxito.

Cada vez que el balón pasó por las botas de los dos el Real Madrid creó peligro. En la seguridad defensiva destacó el jefe de la zaga, Pepe, que regresó en partido oficial cinco meses después y el voluntarioso Drenthe. Aceptó en pretemporada jugar de lateral y con su esfuerzo diario se ha ganado a Pellegrini.

Los minutos iniciales de tanteo, de lucha por el balón, dejaron la primera ocasión para el FC Zúrich. Fue un espejismo, pero Iker Casillas, en su partido cien europeo, respondió bien ante un taconazo de Tihinen, que se encontró con un balón muerto en el área chica.

Cristiano cambió la velocidad y el destino del duelo. Picado con los insultos de la grada -en perfecto castellano-, lanzó un cañonazo centrado a balón parado, ante el que nada pudo hacer Leoni por su reacción tardía. El gol hacía justicia al dominio madridista.

Desapareció del terreno de juego el modesto conjunto suizo, poco acostumbrado a correr tras el balón. El Real Madrid amasó cada jugada, con paciencia pero con profundidad, y apareció una figura que no falla a la cita con el gol en su competición preferida: Raúl González.

El capitán, máximo artillero de la historia de Liga de Campeones, aumentó sus guarismos con un gol de matador. Apareciendo en el espacio vacío para beneficiarse de un mal disparo de Higuaín y marcar su tanto 65 en esta competición.

Con el marcador a favor el Real Madrid fue un vendaval. Cristiano siempre desequilibró y estuvo generoso con sus compañeros. Kaká y Raúl perdonaron el tercero, Higuaín no. El argentino, que se reivindica con dos partidos de titular consecutivos, definió bien con un disparo cruzado tras una pared con Raúl al borde del descanso.

El golpe de autoridad estaba dado y la segunda parte estaba por delante para disfrutar del triunfo. No para sufrir. Dentro del optimismo madridista comenzaron a aparecer detalles negativos. El primero, como no, en el eterno problema a balón parado. Margairaz cabeceó fuera, solo en el segundo palo (min.52). 

La mala suerte se aliaba con Xabi Alonso, que se resbaló al realizar una entrada y se retiró lesionado. Permitió a Fernando Gago salir del ostracismo y disputar sus primeros minutos de la temporada. Justo cuando su equipo se relajó. Se quiso gustar demasiado, infravalorando la calidad del rival y recibió su castigo.

Recortó diferencias el Zúrich con un riguroso penalti de Iker Casillas a Alphonse, que colocó en la escuadra Margairaz en el minuto 64. Tan solo uno después, el estadio Letzigrund se encendió gracias al regalo defensivo madridista. Entre Cristiano y Raúl González dejaron rematar a placer a Aegerter, que se adelantó a todos y cabeceó el centro a balón parado a la red.

El Real Madrid necesitaba pausa y Pellegrini reaccionó con rapidez. Dio entrada a Guti. Tuvieron que pasar unos minutos de incertidumbre hasta que las cosas volvieron a su sitio. Koch buscó el empate, pero chutó blando a las manos de Iker, en los instantes previos de la reaparición de Cristiano.

El portugués fue un quebradero de cabeza para la defensa suiza. No supo cómo frenar sus entradas por banda. De dos acciones suyas se crearon dos ocasiones que culminó Raúl sin acierto. Gago rozó el larguero con un disparo de la frontal. Y Cristiano sentenció, a uno del 90, de nuevo a balón parado, con la inestimable colaboración de Leoni que, como en el primer tanto del partido, no supo despejar un balón que le atacaba con potencia y efecto.

Con todo sentenciado Guti cerró la victoria con un gran gol, picando el balón a la salida del portero rival, culminando un contraataque y un partido que deja un resultado abultado. Un mensaje de un Real Madrid que esta temporada quiere aspirar al trono.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook