LA VOZ LIBRE

G20-UE

La UE pedirá al G20 seguir con planes de reactivación y limitar las primas en banca

Efe
2009-09-18 00:55:00

Bruselas.- La Unión Europea defenderá en la cumbre del G20 de Pittsburgh (EEUU) continuar aplicando los planes de reactivación económica hasta que la recuperación esté consolidada y establecer reglas vinculantes sobre las primas a los ejecutivos bancarios.

Los líderes de los Veintisiete pactaron, en un consejo informal convocado por la presidencia sueca de la UE, la posición común con la que acudirán a Pittsburgh la semana que viene los socios europeos del G20.

"Somos 27 miembros y una voz coordinada", subrayó el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, al término de la reunión con sus colegas.

A la cita en la localidad estadounidense están convocados por parte europea Alemania, Francia, Reino Unido e Italia y la UE como bloque -todos ellos socios del G20-, así como España y Holanda, que aunque no forman parten del club ya participaron en las reuniones previas de Washington y Londres.

En primer lugar, los líderes de la UE estuvieron de acuerdo en que aún no es el momento de retirar las medidas de impulso coyuntural puestas en marcha para sacar a la economía de la crisis, aunque, para evitar una escalada de los déficit y deuda públicos, consideraron que hace falta una estrategia coordinada para ponerles fin.

"Los estímulos deben mantenerse hasta que se confirme la recuperación", subrayó Reinfeldt en rueda de prensa, pero también advirtió de que con déficit superiores al 10% del PIB en algunos países "hay que empezar a pensar en la estrategia de salida".

Reinfeldt recordó que detrás de la actual crisis está el excesivo endeudamiento de las familias y recalcó que la solución no puede ser el sobreendeudamiento de los países.

"Tenemos que volver a unas finanzas públicas saneadas", insistió el primer ministro sueco, que reconoció, no obstante, que la situación de la economía es todavía muy incierta y los riesgos persisten, por lo que la "estrategia de salida" no puede aplicarse todavía.

La otra gran prioridad de los europeos para la cumbre de Pittsburgh es fijar límites a las remuneraciones variables en el sector bancario, conscientes del enojo que provoca en la opinión pública que vuelvan las primas millonarias tras las cuantiosas ayudas públicas concedidas a muchas entidades para evitar su desplome.

Aunque las autoridades estadounidenses ya han hecho constar sus reservas a intervenir en este ámbito, los europeos propondrán al resto de socios del G20 imponer reglas vinculantes sobre los incentivos en la banca, "respaldadas por la amenaza de sanciones a nivel nacional".

Su objetivo es que haya una vinculación clara entre las retribuciones y los resultados a largo plazo.

Para ello, plantean entre otras limitaciones, que las primas sólo puedan suponer un porcentaje de la remuneración fija o de los beneficios del banco, impedir la ejecución de las opciones sobre acciones, o la venta de las acciones, hasta pasado un plazo, y bloquear el cobro de incentivos en caso de resultados negativos.

"Estamos de acuerdo en decir 'basta'", explicó Reinfeldt, que consideró que, tras la decisión de los Veintisiete, se puede decir que "la burbuja de los bonus ha reventado".

Para el mandatario sueco, no es posible que los bancos, algunos de los cuales deben su supervivencia a la inyección masiva que han recibido de dinero de los contribuyentes, "saquen ventaja de sus buenos resultados futuros" y pretendan que la crisis "fue solo un contratiempo menor".

Por su parte, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, de quien partió la idea de regular los incentivos en la banca, subrayó que "Europa está unida en un mensaje fuerte: no queremos que esto vuelva a empezar, que el escándalo de las primas continúe".

También el primer ministro británico, Gordon Brown, se mostró comprensivo con los ciudadanos "enfadados" por los espectaculares emolumentos de los ejecutivos bancarios y aseguró que trabajará para que el G20 acuerde reglas globales en este ámbito.

Otra iniciativa que no logró respaldo fue la apadrinada por la canciller alemana, Angela Merkel, de promover una nueva tasa sobre las transacciones financieras.

En nombre de la presidencia, Reinfeldt la descartó tajantemente, mientras que Brown incidió en las dificultades para su aplicación práctica.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook