Monday, 16 October 2017 | 
LA VOZ LIBRE
Friday, 08 de May de 2009, 12:20
¿Debe Patxi López negociar con ETA?

Yo sé que Patxi López era uno de los firmes partidarios de la negociación con ETA en la Legislatura anterior. E imagino, que no sé a ciencia cierta, que, si las condiciones se diesen, con la banda efectivamente debilitada, volvería a ser, al menos íntimamente, favorable a esa negociación. No he ocultado nunca que creo que sería un error y hasta una traición de Estado no negociar con la banda terrorista si ello fuese posible, pero sin las concesiones algo vergonzosas que se dieron en el pasado: Zapatero se confió excesivamente, creyó en las 'buenas palabras' de los terroristas y abrió excesivamente su mano, la de las Fuerzas de Seguridad y la del fiscal.

Pienso que hay signos alentadores de que la banda mafiosa, que ha sido nuestra pesadilla durante tantos años, podría acabar para siempre, o atenuar sensiblemente -quedaría en algo residual, en plan GRAPO-, sus actividades. Ya sé que se ha repetido demasiado, pero no cabe duda de que están más débiles, desorientados y lumpenizados que nunca, que los presos están divididos, los veteranos desmoralizados, el 'brazo político' batasuno cada vez más alejado, y la población vasca ya no siente por ellos aquel respeto derivado de la ofuscación que antes sentía. No tienen dinero, sus fechorías acaban pagándose siempre con la cárcel y de la vieja arrogancia sólo les queda la mala educación cerril en las salas de juicio.

Y ¿hay que dialogar con gente así? ¿No es el momento de intentar dar el golpe de gracia a los del hacha y la serpiente? Naturalmente que no pienso que una negociación sea el único camino para vencerles definitivamente. Creo que la actividad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad es fundamental y creo que, además, lo están haciendo muy bien.

Los asesinos y sus cómplices tienen que cumplir íntegramente sus penas, pero no creo que pase nada si las cumplen en cárceles cercanas al País Vasco (está en la Constitución, de todas formas). Por lo demás, no hay posibilidades de consulta inconstitucional alguna (no pudo con ella Ibarretxe, y era el lehendakari, así que menos aún una cuadrilla de verdugos que desconocen las leyes), ni se puede negociar Navarra sobre la voluntad de los navarros. Menos aún, claro, se puede negociar la utopía de Euskal Herría, que 'incorpora' nada menos que a las provincias vascas francesas. Así que tranquilos todos: no hay contrapartidas políticas de importancia que se les puedan otorgar.

La fuerza es la del Estado y, desde hoy, con un lehendakari como Patxi López en Ajuria Enea, más aún. En estas condiciones, si la banda lo pidiese, creo que los 'buenos', que somos todos menos ellos, estarían en las mejores condiciones para consolidar un sueño: el de la paz.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 
La Voz Libre on Facebook
        

La Voz Libre en tu correo