Tuesday, 17 October 2017 | 
LA VOZ LIBRE

Economía

Carmen Tomás

Carmen Tomás

Periodista y comentarista política y económica
Wednesday, 20 de May de 2009, 12:19
Zapatero, un continuo mitin

El presidente del Gobierno se tomó el debate sobre el estado de la Nación como un mitin. Desde la tribuna del Congreso fue desgranando una serie de medidas que no había pactado con nadie y que resultaron ser un rosario de ocurrencias mal planteadas y sin memoria económica. El lío que algunas de ellas han planteado a los que se suponen iban dirigidas ha sido de tal calibre que ha habido que ir corrigiendo sobre la marcha. La soledad del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso ha propiciado la necesidad de ir pactando las resoluciones que han emanado de se debate por parte de unos y otros.

Está bien que por una razón o por otra, el Gobierno corrija el tiro de algunos mensajes que ha ido lanzando. No todo va a ir por el buen camino y sobre todo ha creado la sensación de que Zapatero, una vez más, nos ha tomado el pelo. Después por la presión o por no hacer el ridículo matiza la mayor parte de lo dicho. Algunos cambios parecen ir en la buena dirección. Ya veremos si la reforma laboral pactada con CiU es la que la situación económica y los expertos demandan. Y qué pasará con los sindicatos a los que se les ha venido casi jurando que sin ellos no se haría nada y que de ningún modo se entraría a modificar el status laboral o de la negociación colectiva.

En todo caso, me parece que el Gobierno sigue en el parcheo y no se da cuenta o no quiere o no le interesa entrar en el fondo de los asuntos que han llevado a la economía española a ocupar un puesto de farolillo rojo en lo que a competitividad se refiere. Vendernos que está poniendo las bases de un cambio en el patrón de crecimiento por el hecho de hacer una ley en la que nos va a decir qué sectores son de futuro y cuáles no lo son y hay poco menos que erradicarlos, como es el caso del ladrillo. Si Zapatero escuchara a los economistas y se tomara en serio la grave situación de la economía española, se daría cuenta de que lo que está proponiendo con la sostenibilidad y lo verde no nos va a sacar del atolladero en el que estamos. Y, por cierto, tampoco nos aclara mucho cuánto nos a va costar esa fiesta verde en un momento en que nos sobra capacidad instalada. De hecho hemos sabido por Expansión que los feos molinillos hay que apagarlos por la noche para que no sigan generando una energía que no se necesita. Eso para no hablar de los ordenadores para los niños que parece que están en el aire.

En fin, ya veremos en qué queda todo lo prometido, qué hacen los sindicatos para torpedear cualquier reforma necesaria en empleo y pensiones. De momento, se les ocurre volver a instaurar el Impuesto sobre el Patrimonio. Qué aportación.

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
Página 1 de 1
Encontrados 2 comentarios
Dice ser dmadrid
Sunday, 24 de May de 2009, 02:56
la verdad que todo esto de la politica es decepcionante, yo no soy ni de izquierda ni de derechas para mi esto no es futbol, sin embargo creo que la situacion economica y por lo tanto social actual requiere de sentido comun.
a esta familia que es españa le va mal y tiene que afrontar la situacion con medidas varias pero yo empezaria por hacer unas reflexiones, ese congreso de los diputados y el senado cuyos escaños estan en un 80% ocupados por gente a la que nadie conoce, que van de vez en cuando y que votan segun alguien desde el primer banco levanta uno o dos dedos para indicar el sentido de la votacion, y esto mismo lo podemos trasladar a todos los parlamentos autonomicos, ayuntamientos etc, no se podria bajar a la mitad el numero de los mismos y manteniendo las proporciones de votos? ahorrariamos muchisimo dinero y desde luego el europeo incluido, con ese ahorro podriamos utilizar el deficit para apoyar a nuestra pequeña y mediana empresa y generar verdaderos puestos de trabajo.
usted comenta de los sindicatos, creo se refiere a la union general de no trabajadores y al sindicato de comisiones no obreras, ya que con la que esta cayendo el tener mas de 30000 delegados sindicales liberados cobrando y sin trabajar no tiene un pase, mañana mismo deberian estar todos ellos en su puesto de trabajo y si no que se vayan a hacer sindicalismo desde las filas del paro y asi permitan que se creen puestos verdaderos de trabajo, estos señores lo unico que hacen es aprovecharse de sus compañeros de trabajo que en la mayor parte de los casos ni tan siquiera los conocen.
que parte de economicamente estamos fatal no entienden los politicos? hay que bajar el gasto publico ya mismo, hay que apoyar la empresa privada y dejarse de tonterias como lo del plan prever de coches y lo de los pisos justo lo que no nos hace falta que es endeudar a las familias y volver a lo mismo de antes, de esta creo que la gente normal ya aprendimos a ajustarnos el cinturon y no gastar lo que no podemos, y antes tendremos que pagar la cuenta del deficit en el que nos estan metiendo todos estos miles de politicos que sobran.lo que necesitamos es una administracion a la medida de lo pobres que...

Dice ser GARCÍA
Thursday, 21 de May de 2009, 13:28
Pero Carmen, parece que te has caído de un guindo. El mitineo como panacea de gobierno ya fue inventado por José Bono en Castilla-La Mancha, en donde el régimen de partido hegemónico se chulea por todo el Imperio de Don Quijote impulsando el desarrollo sostenible de los amigos a costa de las insostenibles aventuras inversoras que han dado al traste con su Caja de Ahorros. Y es que la compra del voto era antiguamente mucho más barata. Ahora comemos menos, nos divertimos poco y votamos mucho. Algún soñador piensa que llegaremos lejos (sin decir dónde) otorgándole preferencia al propietario del carnet de mujer maltratada para que le quite el trabajo a expertos profesionales que solamente agitaron la bandera de la excelencia.

Página 1 de 1
Encontrados 2 comentarios
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 
La Voz Libre on Facebook
        

La Voz Libre en tu correo