LA VOZ LIBRE

MÚSICA BALLET

Torres-Pardo "resucita" a Nureyev y Fonteyn, que bailan al son de su piano

Efe
2009-09-20 12:56:00

Madrid.- Dice la pianista Rosa Torres-Pardo que hay música para ser cantada, dicha o susurrada, para la reflexión y la contemplación y que la hay para ser bailada y esa es la que ella interpretará este martes en el Auditorio Nacional para "resucitar" a Nureyev y Fonteyn, que danzarán a "su compás" "Romeo y Julieta".

Como si de cine mudo se tratara, el público podrá contemplar el prodigio de ver en una pantalla gigante a los míticos bailarines Rudolf Nureyev y Margot Fonteyn en puntas mientras Torres-Pardo desgrana en vivo la música que compuso Prokovieff para la tragedia de Shakespeare.

Este año se cumple el centenario de la fundación de los Ballets Rusos, creados en París por el empresario ruso Sergei Diaguilev, una compañía inspirada en el principio "el arte por el arte" en la que participaron con sus "fantasías" de Picasso a Matisse, de Falla a Satie, para que genios como Nijinsky o "la" Paulova las convirtieran en movimiento rompiendo todos los estereotipos.

En conmemoración de ese aniversario, Torres-Pardo ha elegido para el concierto del próximo martes, organizado por Juventudes Musicales, además de "Romeo y Julieta", de Prokovieff, "Petruchka", de Stravinsky.

Cuando en 1935 propusieron a Prokovieff escribir un Ballet sobre "Romeo y Julieta", explica a Efe Torres-Pardo, tuvo muchas dudas para aceptar porque creía que era muy difícil la traducción de un drama psicológico complejo a un medio sin palabras, por no hablar de que ya se habían escrito 14 óperas sobre la obra de Shakespeare, una Obertura (Tchaikovsky) y una Sinfonía (Berlioz).

Vencidas esas dificultades aún hubo otras muchas porque los bailarines protestaban por sus cambios constantes, irregularidades en el tempo y notables contrastes de la composición de Prokovieff, pero cuando finalmente se estrenó -en 1940, en el Kirov de San Petersburgo- tuvo un enorme éxito de público y crítica.

Torres-Pardo pondrá música a la impresionante escena del balcón que hicieron Margot Fonteyn y Rudolf Nureyev en 1966, con el Royal Ballet en Londres.

"He escogido esta versión, a pesar de su mala calidad videográfica, porque me parece irrepetible e inigualable por su nivel artístico. Es increíble que cuando Fonteyn conoció a Nureyev estuviera a punto de retirarse del ballet, pero esa unión artística le abrió las puertas a una nueva etapa de su carrera más emocionante aún", subraya.

Sobre la segunda parte del concierto, la pianista recuerda que fue Diaguilev el que convenció a Stravinsky, que acababa de tener un enorme éxito con "El pájaro de fuego", de que la música que estaba componiendo tenía que ser un ballet, que acabaría llamándose "Petruchka" (Pedrito), estrenado en el Chatelet de París en 1911 con Nijinsky en el papel principal.

Inspirada en música rusa popular y en un cuento sobre tres marionetas, la historia gira sobre Petruchka, enamorado de una bailarina que prefiere a un turco acaudalado.

"Su piano es de un gran virtuosismo y su música llena de fuerza, alegría y también misterio e ironía; dos tonalidades contrapuestas y paralelas, que chocan armónicamente, crean mayor tensión y suspense. Es esa bitonalidad la que representa el alma del muñeco, humana por un lado y de trapo y serrín por otro", explica Torres-Pardo.

Para ilustrar esta historia han elegido un fragmento de la película de Vladimir Fedotov, "El retorno del Pájaro de Fuego".

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook