Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

La amenaza del terrorismo yihadista

El mundo blinda sus celebraciones de Nochevieja ante la amenaza terrorista yihadista

Bruselas se queda sin fiesta, París prohíbe los fuegos artificiales y la mayoría redobla la seguridad

Madrid.- El riesgo de atentado yihadista en las celebraciones de Nochevieja ha hecho que las capitales del mundo estén en máxima alerta este 31 de diciembre. Las ciudades más importantes de Europa y Estados Unidos tomarán medidas excepcionales, blindándose, para evitar un posible ataque terrorista. La primera en anunciarlo fue Bruselas, que ha prohibido la fiesta de Año Nuevo, seguida de París, que ha decidido anular los tradicionales fuegos artificiales para evitar aglomeraciones. Pero no han sido las únicas.

En alerta máxima desde hace mes y medio, tras los atentados del 13 de noviembre en París, Bruselas ha decidido tomar medidas extraordinarias para Nochevieja. El alcalde de la ciudad, Yvan Mayeur, asesorado por los expertos del órgano de Coordinación para el Análisis de las Amenazas y el ministro del Interior, Jan Jambon, informaba este miércoles que se suspendían todas las celebraciones de Fin de Año en el centro de la ciudad. Incluyendo, además, los fuegos artificiales, que congregan a cerca de 100.000 personas en la zona comercial de De Brouckére.

En París, que sigue en estado de excepción desde los atentados yihadistas que costaron la vida a 130 personas, también se ha cancelado el tradicional lanzamiento de fuegos artificiales de la Torre Eiffel. No solo por el riesgo de atentado si no también por respeto a las víctimas y sus familiares. En cambio, los parisinos podrán ir al Arco del Triunfo a ver un espectáculo de luces que se espera breve para evitar aglomeraciones. La capital francesa se blindará con 11.000 policías, gendarmes, militares, bomberos y equipos de emergencias, lo que supone 2.000 personas más que el año pasado. El tráfico, además, estará restringido en el centro y se ha prohibido la venta de material pirotécnico.

Roma será otra de las capitales del mundo que redoble su seguridad. El concierto tradicional de Nochevieja en el Circo Máximo contará con la vigilancia de 1.500 agentes, 800 policía sy 750 guardias urbanos. Para acceder al espectáculo, además, será necesario pasar por un arco de control de metales, no se podrán introducir botellas de vidrio ni artículos pirotécnicos. Tampoco habrá coches en las inmediaciones, aunque sí tendrán fuegos artificiales. No así Milán, que los ha prohibido al igual que París.

Londres y Berlín, así como ciudades de otros países, -como Australia, también redoblarán sus medidas de seguridad. A la cabeza, probablemente, Nueva York. La ciudad promete que será la más segura del mundo esta Nochevieja. Y no le falta razón. Alrededor de un millón de personas se reunirán en Times Square para despedir el año y, este año, lo harán frente a la vigilancia de 6.000 agentes uniformados.

En España, Madrid será la ciudad que más se blinde ante los posibles ataques terroristas. Por primera vez en su historia, la Puerta del Sol tendrá aforo limitado para seguir las Campanadas del reloj. Un dispositivo de seguridad que ya se puso en prueba este miércoles, durante las llamadas pre-uvas. La mítica plaza madrileña será desalojada completamente antes de nada. Después, solo cuatro calles, -Mayor, Arenal, Carrera de San Jerónimo y Alcalá-, darán acceso a la misma, mientras que las paradas de Metro se cerrarán a las 21:00 horas.

En cada uno de los cuatro accesos se establecerán controles para retirar petardos, bengalas, objetos contundentes, envases de vidrio y cualquier otro material que se considere peligroso. Dos cordones de agentes impedirán que se cuelen personas mientras el resto de calles permanecerán despejadas por si hiciera falta un plan de evacuación. Las personas que entren a la Puerta del Sol serán contabilizadas por los voluntarios de Protección Civil, no siendo más de 25.000 las que podrán ver las Campanadas desde el interior de la plaza. Además, un helicóptero sobrevolará la zona.

En Barcelona, los Mossos también han previsto enviar más agentes a la calle y someter a especiales medidas de seguridad los accesos a la plaza de España y las fuentes de Montjuic.

> En la imagen, el Arco del Triunfo de París en Navidad.