Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Cataluña ante el desafío secesionista

La unidad de España centra los discursos de Año Nuevo de los presidentes autonómicos

Susana Díaz, Fernández Vara, Ximo Puig y Cristina Cifuentes se refieren a la cuestión territorial

Madrid.-La unidad de España centró los discursos de Año Nuevo de los presidentes autonómicos. Como cada año, los líderes de las diferentes CCAA se dirigieron a los ciudadanos, cual 'Reyes' para ofrecer un parlamento en las televisiones públicas autonómicas. De nuevo, la cuestión territorial fue el punto en común de todos ellos. Susana Díaz, Fernández Vara, Ximo Puig o Cristina Cifuentes defendieron la unidad frente a la separación, lanzando así sus mensajes a Cataluña.

En Andalucía, Susana Díaz defendía la necesidad "de preservar la unidad de España" y combatir a quienes intentan "dividir territorialmente" el país o a los que pretenden "ensanchar la insoportable brecha de la desigualdad". La presidenta andaluza, que apeló al espíritu de la Transición, también se refirió al "periodo de incertidumbre para nuestra estabilidad como país" que se ha abierto tras las elecciones generales del 20D, asegurando que es lógico que "todos estemos preocupados y demos lo mejor de nosotros mismos para salir cuanto antes de esta situación".

Díaz basó su discurso de Año Nuevo en cuatro puntos fundamentales, siendo la unidad de España el más importante, acompañado por el acuerdo y la concordia, el blindaje del Estado de Bienestar y el final de la corrupción. De nuevo dejó claro su oposición a pactar con Podemos por estar a favor de un referéndum en Cataluña y apeló a las reformas: "Unidad e igualdad son compatibles con las necesarias reformas en todos los órdenes, que necesita nuestra comunidad y nuestro país".

En Extremadura, Guillermo Fernández Vara se mostró igual de contundente que Díaz, convencido de que la financiación autonómica "hará aflorar tensiones territoriales". Para evitarlo, propone estar "unidos en torno a un proyecto que es el interés general de Extremadura". Durante el mensaje, grabado en la Casa de la Música de Campanario (Badajoz), rodeado por niños que interpretaron ‘Let it be’, de The Beatles, y el villancico ‘Pastores de Extremadura’, Fernández Vara, hizo una apelación muy explícita a la unidad: "Vamos a entrar en un tiempo de discusión entre las comunidades autónomas sobre la financiación autonómica. Ello hará aflorar tensiones territoriales, no tengo ninguna duda". "Es necesario que los extremeños y las extremeñas, que podamos pensar de una manera o de otra, ser de ciudad o de pueblo, del norte o del sur, del este o el oeste, seamos capaces de estar unidos en torno a un proyecto que es el interés general de Extremadura", propuso.

Ximo Puig, desde Valencia, realizó el discurso en el Palau de la Generalitat que definió como "la casa de todos los valencianos y el símbolo de la historia, la cultura y el progreso de la Comunidad que ahora ha vuelto a abrir sus puestas para siempre". Puig apeló a la necesidad de iniciar un "tiempo de reconstrucción de la economía para el empleo" y que todos los recursos se orienten a "la lucha contra el paro". Además, incidió en la "unión y persistencia para conseguir un tiempo de renacimiento" y pidió estar "unidos para reclamar una financiación justa, una financiación equitativa para los 5 millones de valencianos que somos españoles". A su juicio, "el reconocimiento de la diversidad no puede ser excusa, ni para privilegios, ni para discriminaciones" y advirtió que, como "parte importante del proyecto común de España", la Comunidad de Valencia exige "igualdad entre ciudadanos", vivan donde vivan.

Por último, en Madrid, Cristina Cifuentes comenzaba aludiendo al paro: "A quienes habéis expresado vuestra preocupación por estar en paro, quiero deciros que no descansaremos hasta que todos los madrileños disfruten de un trabajo digno. Esa es nuestra meta". Rápido, la presidenta madrileña apeló al diálogo para la estabilidad política y defendió la Constitución tal y como está pues es "garante de la unidad nacional, de los derechos y libertades y de la igualdad entre los españoles". Además, invitó a todos a "mantener la integridad de la nación española", aludiendo así también a la cuestión territorial como hicieron sus homólogos.

> En la imagen, Díaz, Vara, Puig y Cifuentes.