LA VOZ LIBRE

De 'Doctora Sexo' a Lady Elena Ochoa Foster: ambición, poder y lujo

La sexóloga y el arquitecto adquirieron el año pasado una lujosa vivienda en Madrid, donde pretenden pasar cada vez más tiempo

MA / ER / Fotos: GTres
2010-11-02 07:39:39

Madrid.- Fue la primera mujer que habló de sexo en la televisión española, es psiquiatra, intelectual, aristócrata, editora, productora, esposa y madre. Elena Ochoa, o Lady Foster, se ha ido construyendo con la ayuda de su marido, el arquitecto Norman Foster, y el resultado es una mujer más que polifacética. Lejos queda su etapa al frente de 'Hablemos de sexo' (TVE), programa dirigido por Narciso Ibáñez Serrador."La persona con la que vives es una constante inspiración, un privilegio añadido. Forma parte de mi historia", explicó la versátil mujer en una entrevista a principios de año. El pasado 5 de mayo recibió el Premio Montblanc a la Mujer 2010, ahora regresa a los medios por partida doble.

Desde el reciente estreno del documental sobre su marido 'How much does your building weigh, Mr. Foster'?, ('¿Cuánto pesa su edificio, señor Foster?'), hasta la inauguración de una nueva exposición en el espacio Ivorypress que ella misma fundó en 1996. Chillida, Richard Long, Anthony Caro, Anish Kapoor, Francis Bacon y Isamu Noguchi son algunos de los protagonistas de unas ediciones de superlujo en las que Elena Ochoa ha invertido tiempo, dinero y, sobre todo, ilusión; en esta ocasión la 'doctora del sexo' explora las líneas más desconocidas de Andy Warhol.

POR TODO EL MUNDO

Desde que se casó y emigró al Reino Unido, (vive en Londres, a orillas del Támesis, en un edificio diseñado por su marido), poco se ha sabido en España de la ‘doctora del sexo’. Su vida social discurre por la esfera de los ricos internacionales o bien de los intelectuales y artistas de todo el mundo. Se la puede ver tanto en un evento gastronómico con la elite neoyorquina, como esquiando en Gstaad o comprando en cualquiera de las tiendas de lujo de los Campos Elíseos de París. A España viene para visitar a la familia o por temas relacionados con la actividad profesional de Foster. Aquí hace poca vida mundana aunque la cosa podría cambiar.

La psiquiatra española se casó con el arquitecto de renombre mundial en 1996 tras un romance fugaz. Ella acababa de divorciarse del escritor Luis Racionero y Foster había enviudado siete años antes. La pareja tiene dos hijos.

ASESORA DE ARTE

Pero aparte de su famoso marido, a la española méritos profesionales no le faltan. Ha pasado por diversos estudios científicos, por un programa de televisión y varias colaboraciones con medios españoles, sin mencionar que es una de las asesoras de arte más solicitadas y reconocidas por galerías y museos de todo el mundo. Esta última faceta de editora y empresaria sólo es un paso más en su polifacética vida y es que habiendo llegado a lo más alto en su carrera profesional, ha querido recuperar sus raíces y apoyar el mundo del arte en su país.

La doctora Ochoa ha sabido poner en marcha Ivorypress Art and Books, su proyecto de más envergadura, una editorial de libros de arte de altísimo nivel, que además es un espacio de referencia en Madrid, y que se ha convertido en poco tiempo en uno de los centros culturales más vanguardistas de la capital de España. Ese mismo año, en 2009, el matrimonio Ochoa-Foster se compró en 2009 un dúplex en una de las zonas más caras de Madrid, muy cerca del piso de 800 metros cuadrados de Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas. Desde entonces, se la ha podido ver con su “reducido” grupo de amigos nacionales constantes en el papel couché, entre los que destacan nombres como Paloma Segrelles o Sandra Ybarra. Reuniones de lujo que seguramente tendrán su continuación si Lady Foster decide pasar más tiempo en Madrid.

Comentarios

 
Publicidad