LA VOZ LIBRE

ACS, el grupo de los Albertos y Florentino Pérez, atracción de analistas e inversiones

El grupo constructor ha reducido su deuda en 1.100 millones de euros en sólo tres meses, antes de avanzar en Iberdrola y Hochtief

LVL
2010-11-03 04:09:22

Madrid.- ACS, el grupo cuyos más importantes accionistas son Florentino Pérez, Alberto Alcocer, Alberto Cortina y la familia March, sorprendió la pasada a los analistas bursátiles con sus resultados del tercer trimestre, muy por encima a lo previsto, por lo que Caja Madrid, el grupo Sabadell y otras sociedades de bolsa recomendaron la compra de acciones.

“Resultados del 3T10 por encima de expectativas”, inicia su comentario del mediodía el boletín de bolsa de la firma Mirabud, que se hace eco como las demás de los datos comunicados anoche a la CNMV y publicados este viernes por la prensa: ventas creciendo un 3,5 por ciento al terminar el tercer trimestre del presente año, EBITDA que aumenta un 14,5 por ciento y beneficio neto ajustado plano, a pesar de la crisis y de que varias de las empresas filiales han dejado de contabilizar en sus beneficios ordinarios.

REDUCCIÓN DE DEUDA EN UN TRIMESTRE

Los analistas de bolsa coinciden en resaltar dentro de sus primeras reacciones a estos resultados de ACS que el grupo ha reducido además su deuda en sólo un trimestre, nada menos que en 1.300 millones de euros, exactamente desde los 10.000 millones de euros registrados al terminar junio hasta los 9.100 millones de euros contabilizados al empezar el presente mes de octubre.
En consecuencia, los boletines de bolsa publicados este viernes por Caja Madrid y el grupo del Banco Sabadell concluyen sus análisis de esos resultados trimestrales con la recomendación de comprar. El primero fija un precio objetivo de 43 euros, frente a los 37,5 que cotiza este viernes, mientras el grupo del Sabadell le fija un potencial de revalorización hasta los 42,69 euros, aunque todavía por debajo de los 48 euros establecidos días pasados por alguna otra casa de bolsa.
Incluso a los precios actuales, que podrían tener un recorrido incluso mayor, si ACS terminara de controlar Hochtief e Iberdrola, dos de los mayores grupos mundiales en el ámbito de la construcción y de la electricidad, el grupo de Florentino Pérez, Alberto Alcocer, Alberto Cortina y la familia March ya vale en bolsa casi los 12.000 millones de euros alcanzados antes de iniciarse la actual crisis financiera y constructora.

ACUMULACIÓN DE VALOR

Esta cantidad, exactamente 11.904 millones de euros con las cotizaciones de cierre del jueves, representa casi tanto como la suma del valor acumulado también en bolsa por todas las demás constructoras españolas juntas, que forman parte de los grupos mas potentes y diversificados del mundo. Efectivamente, Ferrovial, propietaria por ejemplo de los principales aeropuertos británicos, vale en bolsa menos de la mitad que ACS, 5.817 millones de euros. Igualmente, Acciona suma un valor bursátil de menos de un tercio que ACS, 3.976 millones, mientras que FCC -el grupo que construyeron casi de la nada Alcocer y Cortina y que levaron al liderazgo español durante sus primeros 20 años en el sector, antes de unirse al proyecto de Florentino Perez- hoy vale en bolsa menos de 2.500 millones de euros. El valor de OHL es de 2.300 millones y el de Sacyr 1.400 millones de euros, pese a tener un 25 por ciento de Repsol.
Sin embargo, mientras que los demás grupos competidores parecen haber encontrado con la actual crisis cierto techo en su expansión, el grupo ACS muestra un gran dinamismo. La prensa pública que ya tiene más del 13 por ciento de Iberdrola, grupo del que espera reunir pronto un 20 por ciento, aunque su actual gestor y presidente se niega a darle representación en el consejo, y que parecen haberse diluido las trabas encontradas en Hoschtief para hacerse con el 50 de la misma, operaciones, con cuya integración contable, el actual grupo ACS multiplicaría considerablemente su actual dimensión y valor, además de proyección internacional.
ACS ha reiterado su compromiso de respetar la independencia que Leighton mantiene en relación con su accionista de control Hochtief, tras la opa que lanzará sobre esta constructora alemana. Igualmente, el grupo constructor recomprará acciones propias si necesita tomar prestados más títulos para hacer frente a su opa por Hochtief, explicó este viernes el director corporativo de la compañía, Ángel García Altozano, en declaraciones recogidas por DowJones.
De momento, sin esas consolidaciones contables, ACS ha cerrado los primeros nueve meses del año con una cifra de negocios similar a la de su valor en bolsa, 12.203 millones de euros, lo que pese a la actual crisis supone una subida del 1,1 por ciento. Este crecimiento se debe al mejor comportamiento de las áreas de medio ambiente y servicios industriales, además del incremento de la cifra de negocios en el exterior, de un 31,4 por ciento. Así, pese al retroceso de un 4,8 por ciento en el área de construcción, hasta situar su importe en 4.634 millones, ACS ha conseguido mantener su margen bruto en el 7,5 por ciento y el neto en un 4,3.
En consecuencia, el EBITDA consolidado de ACS avanzó un 8,1 por ciento hasta situar su importe en 1.191 millones, mejorando su margen sobre ventas del 9,1 por ciento al 9,8 por ciento y, sobre todo, tendiendo a aproximarse a los 2.000 millones para el conjunto del año, de manera que los recursos que genera el grupo al año apenas representan ya 5 veces su deuda total, la menor cifra del sector y una de las menores de la bolsa española. Por ello, su beneficio ordinario también tuvo un crecimiento similar, del 8,1 por ciento, hasta situar su importe en 735 millones. Claro que la menor cantidad de ingresos extraordinarios respecto a los reflejados al terminar el tercer trimestre del año pasado ha motivado que el beneficio neto consolidado se resienta un 36,5 por ciento, hasta situar su importe en 132 millones de euros, aunque esta cifra también sumará más que la acumulada por todas las demás empresas españolas del sector.

Comentarios

 
Publicidad