LA VOZ LIBRE

Loa a Albert Rivera

Javier Serrano Copete / Ilustración: Roig de Diego
2010-11-14 23:26:48

Plagiando a Séneca, me he propuesto, ¡oh Albert!, escribir de la política y su mejor cara, para así hacer en cierto modo de espejo y presentando tu imagen a ti mismo. No quisiera que de estas líneas saliera excesivo forofismo incontrolado, ni argumentos en pro de un electoralismo ciego, pues lo bueno resplandece cuan más da la Luz, y, al revés que el tiempo, más nubes tapan desde los medios. Permítaseme honrar tu figura, para después motivar mi concienzudo voto amigo.

Tiene Albert una mano en el pecho, que toca, mimando, su corazón. Encunado en las playas soñadas por el genio cervantino, hijo de para nada extremistas, y sí muy laboriosos, padres, el joven Cicerón víose tocado de joven por el hada de la Política. Sublime orador, abogado de las causas aún no perdidas, es Albert un brote de viviente vegetal entre las cenizas del descrédito, un sueño empírico en tierra de densas nebulosas de metafísica manipulada.

¡Albert, eres preso de un destino! En cuerpo deportista, con porte formal y cara de niño, político encomiable que sabe del esfuerzo y del subir persianas laborales. Campeón en nados y debates, cachorro no de derechas ni izquierdas, racionalista ser que muestra cultura y moderación en mitines y mesas. Gesticulas cual conjuro, los versos salen de tu faz haciendo arte de la política. ¡Que Séneca me ayude al caracterizarte! Tú jamás caerás en el descrédito o merecerás escarnio vengativo. Tus dones son realidades, tus métodos, ejemplo.

Los fuegos del nacionalismo intentaron quemarte. Ni quemado como cristiano, ni impulsor como Nerón, pasarás loado y honrado como un ser de libro y enciclopedias. 'Wikificado', admirado, compendiado en anuales y telediarios, la fama besará tu mejilla, y tú deberás darle la espalda. No te sentarás jamás en el caballo de la prepotencia o la superioridad personal, sabes ser el ejemplo entre iguales, y un servidor para tus incondicionales.

Esta loa intenta ser un argumento por el que convencer para tu voto, y una excusa, a través del cual, un buen amigo felicitarte. Tu currículum de vida lo merece, tu persona lo sobrepasa en cualquier adjetivo utilizable. No cambies y Séneca seguirá siendo modelo por el que loarte, no seas Nerón en el Poder, y sí Cicerón en todo parlamento. Rivera que por los cauces de nuestras esperanzas fluyes cual joven alternativa, no pienses que jamás alguno de los que nos identificamos con estas líneas abandonarte algún día podremos. Ayuda al rayo a caer con más fuerza, rompe la intransigencia y viste en Razón. ¡Rivera! ¡A vos votaremos!

Comentarios

Dice ser Anónimo
2010-11-19 10:35:09

Dice ser ciudadano ve
2010-11-15 00:39:39
En estos tiempos en los que la Real Academia rebaja el castellano y los políticos se pelean con la única intención de sucederse, del mismo modo que se suceden las estaciones, es gratificánte ver que todavía hay políticos capaces de ilusionar, como es el caso de Albert Rivera, y gente que escribe homenajeando a los grades pensadores y literatos (demostrando haberlos leído y sus dotes de erudición). Enhorabuena al autor, al ilustrador y al candidato Rivera. ¡Aún hay gente que se rebela contra la inercia y el pensamiento único!.

Dice ser humorzen
2010-11-15 00:32:15
Genial!!!!!! Te lo has currado. Brillante, con fuerza y con su dosis de humor. De verdad, me parece de una gran lucidez. Tu tampoco cambies. Sigue ahí. Me puedes decir donde comprar "La voz Libre"?

 
Publicidad