Tuesday, 25 July 2017 | 
LA VOZ LIBRE

ÓPERA-VALENCIA

Los Troyanos: abucheos para una puesta en escena transgresora

Efe
Sunday, 01 de November de 2009, 03:41

Valencia.- La producción de "Los Troyanos" de Héctor Berlioz, estrenada hoy en el Palau de les Arts de Valencia, ha sido musicalmente fiel a la partitura concebida por su autor, con el ruso Valeri Guerguiev como director Musical, y transgresora en su montaje escénico, a cargo de Carlus Padrissa (La Fura dels Baus), por lo que recibió abucheos del público.

Los "pateos" y algunos gritos de "fuera" se alternaron con tibios aplausos por parte de un público que, por primera vez desde que empezó la programación de ópera de este coliseo, protestó por una puesta en escena arriesgada pero que, durante diez minutos, aplaudió a Guerguiev y a la soprano Daniela Barcellona, los grandes triunfadores de la noche.

Guerguiev ha realizado una lectura precisa a esta magna obra de Berlioz, de unas cuatro horas de duración, en la que ha sabido resaltar todos sus matices: desde la grandiosidad de una orquestación plenamente romántica y con pasajes triunfales, que se alternan con otros más dramáticos, amorosos o intimistas.

Ha valido la pena esperar casi 120 años (la versión íntegra se estrenó en 1890 en Kalsruhe, muerto ya el autor) para ver estrenada de forma completa en España esta obra, que en sus cinco actos narra la destrucción de Troya por los griegos y la huida del héroe Eneas a Cartago, para luchar contra Numidia y enamorar a la reina Dido, y desde allí partir hacia Italia para fundar la nueva Troya.

En época de crisis como la actual, el Palau de les Arts ha diseñado su cuarta temporada con una notable reducción de espectáculos operísticos pero con una apuesta clara por la calidad y la voluntad de hacer historia, como con esta "premier" de Los Troyanos, una epopeya clásica pero, en esta producción, trasladada a un ambiente futurista.

En una actuación magistral, el director ruso ha roto la maledicencia que pesaba sobre la obra y, pese algunas carencias narrativas y musicales, la ha sacado del olvido y la ha puesto en la primera página de actualidad, ya que será representada también (por tratarse de una coproducción nueva) en el Teatro Marinski de San Petersburgo y en Wielki de Varsovia.

Frente al rigor musical se ha situado una puesta en escena arriesgada y vanguardista, diseñada por Carlus Padrissa (La Fura dels Baus), siguiendo la línea mostrada, en este mismo escenario, en la tetralogía de "El anillo del Nibelungo", de Richard Wagner: una ambientación futurista con utilización de videoproyecciones, arquitectura humana (acrobacias) y artilugios mecánicos.

De entre las aportaciones escénicas a destacar el panzudo y articulado Caballo de Troya, la serpiente de mar que devora a Laocoonte, el trono en forma de torre eólica, los ordenadores portátiles sobre el túmulo de Dido y las continuas referencias a los discos duros de ordenador para plasmar la acción letal del virus, que destruye Troya y, por desamor, a la propia reina Dido, que se lamenta de morir sin ser vengada.

Algo sorprendente resultan las alambradas del paisaje de guerra, el coche teledirigido del hijo de Héctor, el desfile erótico del cuarto acto y un ballet mutilado en número de bailarines.

En una obra con múltiples personajes es de destacar el equilibrio de todas las voces, en especial del elenco femenino, con una Daniela Barcellona versátil y con voz sobresaliente, y una Elisabete Matos (Casandra) con una gran fuerza dramática.

De los personajes masculinos, Stephen Gould fue un Eneas atormentado y valiente, con seguridad vocal. Junto a él, estuvieron a buen nivel Gabriele Viviani (Corebo) y Stephen Milling (Narbal).

Mención especial merece la actuación del Coro de la Generalitat. Con una presencia casi continua en escena, ha superado de forma sobresaliente todas las exigencias y dificultades vocales de la obra.

A esta ópera inaugural de la cuarta temporada del Palau de les Arts de Valencia han asistido el presidente de la Generalitat, Francisco Camps; la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá; y el vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial, Fernando de Rosa, entre otras personalidades del mundo de la cultura, las finanzas y la sociedad valenciana.

 

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook