LA VOZ LIBRE

Lobos disfrazados

Antonio Casado
2009-11-02 10:03:15

Muy elocuente el señor Manuel Pizarro con su fábula rural de pastores, ovejas y perros ¿En cuál de las tres categorías encajaría mejor el fichaje estrella de Rajoy para realzar la lista madrileña de las últimas elecciones generales? Hagan sus apuestas, señores. Según el ex presidente de Endesa y candidato de relleno en las quinielas para la disputadísima presidencia de Cajamadrid, si el pastor no va delante las ovejas se desparraman. Por tanto, necesitan ver la figura del pastor al frente. "Aunque también hacen falta los perros para mantener unido al ganado", añade Pizarro.

Está muy bien la metáfora. Es muy didáctica, pero tiene trampa. O, al menos, admite una enmienda en forma de pregunta. Por si Pizarro tiene a bien responderla: ¿Qué ocurre cuando entre las ovejas hay lobos con piel de cordero o carneros disfrazados con piel de ovejas? Porque eso es lo que a mi juicio no podemos olvidar de ninguna manera a la hora de glosar la flojera de Mariano Rajoy y su falta de autoridad, tan cacareada desde dentro por personajes como Esperanza Aguirre -la alternativa a la "resignación"- o Ignacio González, su extravagante candidato a la presidencia de Cajamadrid, siempre tan crítico con Rajoy desde la vicepresidencia de la Comunidad.

No son los únicos. Ahora se le ha visto el plumero a Manuel Pizarro que, entre col y col, sugiere que Rodrigo Rato sería un buen candidato a la presidencia de Cajamadrid, pero sería incluso mejor candidato a la Presidencia del Gobierno. Toma sartenazo en el bajo vientre de quien le ofreció un pedestal político después de la venta de Endesa.

Pero no hay dos sin tres. Aprovechando que el Pisuerga de Cajamadrid pasa por el liderazgo de Rajoy al frente del PP, al ex presidente del Gobierno, José María Aznar, también le ha dado por hacer pedagogía de manual: partido, proyecto y líder. Los tres elementos imprescindibles para la conquista del poder. Uno de cada, claro. Lo que no puede haber es dos proyectos, dos partidos y más de un líder.

Cráneo privilegiado el de Aznar. Pero no hacían falta tantos rodeos para hacerle esta entrada sucia a su sucesor. Bastaría con que dijese con toda claridad si siente que acertó o se equivocó con Mariano Rajoy. Es decir si le reconoce o no como su propia criatura política. Y así todos sabrían a qué atenerse en el PP cuando, en medio del desaliento de la militancia y la sensación de jaula de grillos que está transmitiendo como partido, suenen algunas voces pidiendo un congreso extraordinario para confirmar en la presidencia a Mariano Rajoy o, en su caso, buscarse otro pastor para mantener unidas a las ovejas. Insisto en la pregunta: ¿no hay en el rebaño demasiados lobos con piel de cordero o demasiados carneros con piel de oveja?

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook