Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Miley Cyrus pide guerra

La ascensión al mundo de los adultos de la estadounidense le ha reportado perder muchos seguidores de su época Disney

Madrid.- Miley Cyrus ha pedido guerra en un año lleno de polémicas. La ascensión al mundo de los adultos le ha reportado, entre otras cosas, perder muchos seguidores de su época como reina de Disney Channel. Este 2010 Miley ha hecho de todo: desde bailar provocativamente, hasta enseñar bastante carne en diferentes circunstancias, pasando por fumar marihuana o posar en actitud cariñosa con otras mujeres. Miley Cyrus comenzó siendo una niña dulce en 'Hannah Montana' y, a sus 18 años recién cumplidos ya cuenta con una buena lista de escándalos, ‘envidia’ de los más camorristas del panorama musical.

En mayo de este año, Miley Cyrus protagonizaba un baile de lo más caliente con el director de su película ‘The Last Song, frotando reiteradamente su trasero con la anaotmía más íntima del susodicho, Adam Shankman. Las reacciones no se hicieron esperar, ya que el video fue tomado cuando la actriz y cantante tenía sólo 16 años. Unos meses antes de esta fiesta, Miley Cyrus ya había creado olas de comentarios cuando se publicaron unas fotos provocativas de ella bailando en una barra de striptease.

En junio, Miley Cyrus fue la protagonista absoluta de toda la prensa rosa por dos motivos. El primero fue una sesión de fotos que dejó a más de uno boquiabierto. La controvertida foto de Miley Cyrus sin ropa interior, difundida por Perez Hilton, sólo se veía pixelada, dejando a la imaginación que podría haber ido al trabajo sin braguitas. Aunque, al final se demostró que sí llevaba, la situación indecorosa de Miley Cyrus al bajar de un coche llevando un vestido corto, ya de por sí dejaba mucho que desear. El segundo fue cuando Miley se decantó por un beso lésbico en mitad de una actuación, comenzando lo que se denominó como ‘su etapa adulta’. Al estilo de Madonna, Miley Cyrus se besó con una bailarina en medio del escenario, como un paso más de la coreografía.

Después de polemizar el mundo con su oscuro y sexy video 'Can't Be Tamed', Miley Cyrus volvió a contraatacar casi al poco tiempo con otro videoclip, del mismo estilo, titulado ‘Who Owns My Heart. En él, la estadounidense mostraba como se arreglaba para salir de fiesta, enseñando pierna en más de una ocasión. Además, por si esto fuera poco, también salió a la luz que la artista mintió en su libro, 'Miley Cyrus: Miles to go', en el que contaba sus memorias y explicaba lo mal que lo pasó en el colegio mientras todas las demás niñas la acosaban e insultaban. Al parecer, la historia sucedió justo al revés, según su mejor amiga de la infancia.

Bien podría pensarse que los continuos escándalos de la actriz podrían perjudicar su carrera, pero más bien parece todo lo contrario. A la joven le dan exactamente igual las críticas y ha sabido jugar sus cartas para librarse de su imagen de niña Disney, beneficiando su carrera y generando expectación.

En realidad ha sido el mes de diciembre donde Miley Cyrus ha alcanzado ‘la cumbre’ de la controversia. Después de besarse apasionadamente en un coche descapotable con Liam Hemsworth, su novio de aquella época, se filtraron en internet unas fotografías subidas de tono con su asistenta. En ellas, Miley Cyrus aparece con poca ropa en un sofá de cuero mientras una joven morena saca la lengua intentando acercarla a su pecho. La artista aparece retratada con la camiseta 'semisubida' y gesto de sorpresa. Estas fotos alimentaron, aún más, los rumores de la bisexualidad de Miley Cyrus.

El momento más polémico llegó cuando Miley Cyrus fue cazada fumando salvia y estallando en carcajadas incontrolables. Aprovechando que ya era mayor de edad, la ex actriz de 'Hannah Montana' decidió celebrar su 18 cumpleaños en una fiesta donde el alcohol y la marihuana abundaban. En un vídeo colgado en internet podía verse a Miley fumando de una pipa con unos amigos para, segundos después, deshacerse en risas.

Sin duda, este vídeo ha marcado un antes y un después en su vida personal y profesional. Fue tal el impacto que Miley Cyrus grabó un vídeo casero felicitando la Navidad a sus fans y prometiendo que en 2011 intentaría alejarse de los escándalos. “Quiero que este año sea en el que haga lo que sé hacer”, dijo la cantante, en entredicho por los últimos escándalos que ha protagonizado. Veremos si lo cumple.