Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Lady Gaga: sus disfraces más horribles

El vestido de carne cruda de los 'MTV Music Video Awards' es el más recordado

Madrid.- Para Lady Gaga, 2010 ha sido el año de su consagración artística a nivel mundial. Sin embargo, al margen de sus éxitos musicales, este año pasado también será recordado como el de los disfraces más horribles de la diva del pop. Sin duda, la cantante ha sabido cómo llamar la atención con sus estilismos.

Vestidos imposibles, tejidos nada comunes, como el pelo o el látex, y altísimas plataformas, han sido los elementos de los que se ha servido Lady Gaga para sus disfraces. Son horribles para algunos, y la última tendencia para otros, pero incluso se llegó a publicar un libro basado en sus estilismos, y es que su vestuario no pasa desapercibido.

Entre todas sus extravagancias, cabe destacar el vestido de carne cruda que se atrevió a llevar en la última edición de los MTV Music Video Awards 2010’ y que, probablemente, es el más horrible y recordado de sus disfraces. Con él, no sólo desató las críticas de los expertos en moda si no también las de la Asociación ecologista PETA. Tanto revuelo causó, que Lady Gaga no perdió la oportunidad de repetir y posó para la edición japonesa de la revista ‘Vogue’.

Tantos han sido los actos a los que ha acudido en 2010, que la cantante ha tenido que tirar de imaginación para ir superando su extravagancia con cada aparición. Al margen de sus conciertos, en los que un disfraz de pelo es, quizá, el más horrible de todos, Lady Gaga ha dado mucho que hablar fuera de los escenarios. Los aeropuertos, las entregas de premios y sus paseos por las ciudades en las que ha actuado, han servido para ver la amplia colección de vestidos que tiene la diva.

Disfraces y estilismos que le han causado más de un problema. Sus plataformas le provocaron una caída en el aeropuerto londinense de Heathrow y su escasez de vestuario provocó que enseñara más de lo debido por las calles de París.

Con los precedentes que ha sentado Lady Gaga en 2010, va a tener que esforzarse mucho para superar los disfraces, aunque, seguro que la diva, consigue en 2011 llamar tanto o más la atención que en el pasado año.