Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Belén Esteban: un año más y ahí sigue

La 'princesa del pueblo' despide un 2010 lleno de altibajos, con sus mayores éxitos televisivos y desengaños personales de por medio

Madrid.- Belén Esteban es el animal televisivo de la última década en España. La copresentadora de ‘Sálvame’ dice adiós a 2010 desde el candelero televisivo un año más. Lo recibió desde la Puerta del Sol en la cumbre de su carrera ‘profesional’ y ha sabido mantener el nivel durante los doce meses posteriores, aunque ha dado ciertos síntomas de agotamiento.

Lejos ha quedado la nueva cara que Belén Esteban lucía a finales de 2009 tras su operación de estética. A lo largo de 2010, la copresentadora de ‘Sálvame’ ha mostrado una y otra vez que sigue siendo una chica de barrio aficionada a los escándalos.

El 2010 trajo a Belén Esteban un amago de divorcio en marzo con su marido, Fran Álvarez, que quedó en agua de borrajas y en horas y horas de televisión para ella y altas cotas de audiencia para su programa. Con un caché revalorizado, la ‘princesa del pueblo’ mostró una nueva faceta en las pistas del programa ‘¡Más Que Baile!’, en el que protagonizó escándalos por la difícil relación con algunos de sus compañeros y competidores, como Víctor Janeiro, hermano de su ex, Jesulín de Ubrique, y su antagónica, Carmen Lomana. Tras varios meses de espectáculo en los que Belén Esteban mostró su incapacidad para el baile, acabó alzándose con el triunfo, encumbrada por su legión de seguidores.

Así ha sido el 2010 de Belén Esteban, óptimo en lo profesional, con cameos en películas y series de éxito como ‘Torrente 4’ de Santiago Segura y ‘Aída’, estreno de documentales sobre su vida y una suerte de ‘Tengo una pregunta para usted hecho a la medida de la de San Blas, como si de una ministra se tratase. También se ha estrenado como empresaria la ‘princesa del pueblo’, con su propia línea de zapatos y poniendo cara a una línea de sartenes.

Sin embargo, en la faceta más personal de su vida, todo han sido quebraderos de cabeza para Belén Esteban. Pese a que su crisis matrimonial de principio de año se quedase en nada, la copresentadora tuvo que plantar cara a los enfrentamientos con un vecino traidor de su barrio de toda la vida y, sobre todo, a la infidelidad de su marido, Fran Álvarez, justo cuando habían decidido romper con todo y estrenaban flamante chalé en Paracuellos del Jarama.

Este último escándalo alimentó la cuenta corriente de Belén Esteban y de su programa, ‘Sálvame’, que semana tras semana, ha encontrado en ella un filón para ganar audiencia frente a la competencia. Tal ha sido el impacto de la ‘princesa del pueblo’ en 2010 que hasta periódicos generalistas como ‘El País’ han decidido dedicarle un suplemento entero en el que analizan el fenómeno mediático que supone la de San Blas.

Aunque este año no haya sido la protagonista de las campanadas, Belén Esteban ha despedido el 2010 desde la televisión, como una de las protagonistas de una peculiar ‘Última cena’ que ha sustituido a los apóstoles por colaboradores de ‘Sálvame’. No se sabe qué deseo habrá pedido para el nuevo año la ‘princesa del pueblo’. entre puñaladas traperas y sonrisas falsas en la mesa de Jorge Javier Vázquez, pero seguramente 2011 traerá más Belén Esteban en estado puro.